Viernes Santo en Cuba. Plaza de la Catedral. Foto © www.cubahora.cu

Viernes Santo en Cuba: una tradición primero olvidada y luego recuperada

Este artículo es de hace 2 años

Las autoridades cubanas declararon oficialmente festivo (cuando se debiera decir no laborable, pero no festivo) dos años después de recuperar la celebración cristiana con la visita del papa Benedicto XVI.

Después de haber sido celebrado con "carácter excepcional" en 2012 y 2013, según el nuevo Código de Trabajo, aprobado por el Parlamento de la Isla, se reconoció en 2014 el Viernes Santo como día de receso laboral de cada año.

Durante más de medio siglo de marxismo leninismo y materialismo dialéctico, la Isla comenzó lentamente a recuperar esa tradición en abril de 2012, como respuesta a una solicitud expresa de Benedicto XVI durante la visita de tres días que hizo poco antes a la isla.

Aunque se ha reconocido el Viernes Santo como feriado no laborable, los medios de la Isla casi nunca aluden al carácter religioso de este tema, como ocurre con la Navidad, restituida en la Isla en 1998 (con motivo de la visita de Juan Pablo II), en el marco de una década en la cual la religiosidad recuperó espacios públicos, luego de una marginación que abarcó veinte o treinta años.

En Cuba fueron marginados, en la vida política, profesional o intelectual, numerosos practicantes de las religiones cristianas, y particularmente los católicos, y los Testigos de Jehová, eran mal vistos por un sistema que bombardeaba a los cubanos con enconada propaganda antirreligiosa.
Sin embargo, tras la llegada al poder de Raúl Castro en 2006, precisamente la Iglesia Católica, con Jaime Ortega a la cabeza, se ha convertido en uno de los principales interlocutores del gobierno y ha ganado protagonismo en Cuba.

Según la religión católica, el Viernes Santo tiene lugar la Liturgia de la Pasión del Señor, a media tarde de ese día y siempre antes de las seis. El sacerdote y el diácono visten ornamentos rojos, en recuerdo de la sangre derramada. Antes de iniciar la ceremonia, el templo se presenta con las luces apagadas, y la Cruz se ofrece en veneración.

En muchos lugares del mundo, incluido el Vaticano (en Cuba se trasmite por televisión) se conmemora el Viernes Santo con el rezo del Vía Crucis (camino de la cruz), donde a través de catorce estaciones se rememoran los pasos de Jesús camino a su muerte. También es costumbre en algunos lugares la meditación de las Siete Palabras que Jesús pronunció en la Cruz.

La costumbre del día feriado proviene de varias religiones, incluidas las protestantes, establecían la abstención de realizar todas obras mundanas, debido a que la conmemoración, solemne, se originaba en la muerte de Cristo. En España, Hispanoamérica y Filipinas son populares las procesiones con la cruz en andas. Últimamente también ocurren en Cuba, incluso en la Plaza de la Catedral, en el corazón de La Habana Vieja, en un intento por reactivar una tradición que nunca llegó a morir del todo.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.