Cimavax EGF Foto © CiberCuba

Así se vive con la vacuna cubana contra el cáncer de pulmón

Este artículo es de hace 2 años

La vacuna cubana contra el cáncer de pulmón, creada en el Centro de Inmunología Molecular, de La Habana, ha beneficiado ya a miles de enfermos de Cuba y en otros países como Colombia, Perú, Paraguay y Bosnia-Herzegovina. Actualmente está siendo evaluada en Estados Unidos.

La conocida como CIMAvax-EGF se aplica contra el cáncer de pulmón de células no pequeñas en estadios avanzados. Funciona activando el sistema inmunitario del paciente para producir anticuerpos contra una proteína que favorece el crecimiento de las células cancerosas.

Para saber cómo es vivir durante años con la vacuna, el periódico camagüeyano Adelante entrevistó a Julia Michel Rodríguez, de 58 años de edad, una avileña beneficiada por el tratamiento desde el 2012.

Todo comenzó para ella con un fuerte dolor en la espalda y en el brazo izquierdo. Tras varias pruebas e investigaciones en su provincia y en la capital, y comprobar la inviabilidad de una cirugía, se decidió que el CIMAvax-EGF era la mejor opción.

“En marzo del 2012 me aplicaron los sueros (quimioterapia) y luego la radioterapia, que terminó en abril de ese año. Pasé por todos esos tratamientos hasta llegar a la vacuna en junio siguiente, algo que agradezco a Dios y a nuestra medicina, ha sido maravilloso para mí y mi familia”, explicó.

Para recibir este tratamiento el enfermo debe tener el cáncer de pulmón avanzado y ser tratado inicialmente con quimioterapia, tal y como sucedió con Julia.

La doctora Tania del Sol, al frente del Programa de Cáncer en la dirección provincial de Salud del territorio, relató la historia de esta paciente, la que más tiempo lleva con la vacuna. Cuando fue diagnosticada, la CIMAvax-EGF ya estaba en la fase de ensayo clínico extensivo en el país, por eso pudo acceder a ella.

“De la capital fue remitida al hospital especializado en Oncología María Curie, de Camagüey; allí fue atendida, pero como se trata de que los servicios de salud estén más cerca del enfermo fue enviada a esta policlínica, la Julio A. Mella, del municipio de Camagüey, al que pertenecía entonces porque vivía en Sibanicú”, dijo.

“Así comenzó en el año 2012, con el período de inducción que son las cuatro primeras dosis cada 14 días, y a partir de la quinta le corresponde cada 28 días de por vida, con la salvedad de que el paciente está facultado para interrumpir el tratamiento”, concluyó.

Julia, al centro, con la Dra. Tania y la enfermera Nixce Pérez. (Foto: Bárbara Diéguez/ Adelante)

Según reveló la doctora Tania, la vacuna se aplica en ocho áreas de salud de la provincia: en los municipios de Florida, Guáimaro, Vertientes y Nuevitas, y en los policlínicos José Martí, Joaquín de Agüero, Julio A. Mella y Previsora, del municipio cabecera. Se prevé extender su aplicación a Sibanicú.

Además existe una consulta multidisciplinaria semanal de sombras pulmonares en el hospital universitario Manuel Ascunce Domenech, donde se atienden casos de Ciego de Ávila y Las Tunas.

 

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985