Aroldis Chapman | Foto © Zesty NY Yankees/Twitter
Aroldis Chapman | Foto © Zesty NY Yankees/Twitter

¿Seguirá siendo Aroldis Chapman el pitcher más veloz de Grandes Ligas?

Estados Unidos

Estados Unidos

El cubano Aroldis Chapman no es el lanzador más rápido de MLB. Eso es lo que dicen muchos websites que cubren las Grandes Ligas en la primera semana de la temporada. El derecho Jordan Hicks de los Cardenales de San Luis posee los 8 envíos más rápidos por el momento. Sólo por el momento. Aquí está la secuencia de Hicks:

Sin embargo, lamento desilusionar a los que creen que el recordista de la velocidad de Grandes Ligas decaerá en los registros. Lo siento mucho. Aroldis Chapman siempre será el más veloz. El destinado al don de la velocidad y el meteorito, el Usain Bolt del béisbol, volverá de sus adentros.

Aquí dejo mis tres puntos:

No ad for you

1) Juventud y estamina

Pese a promediar 99.0 mph con su recta en 2017, Aroldis Chapman lanzó un disparo de 104.3 el primero de septiembre frente a Dustin Pedroia. Él continúa con la juventud suficiente para tejer una historia que sobrepase la década como el rey absoluto de la velocidad. Su salud es apreciable y su brazo es tan fuerte como una roca. El 80.1% de los envíos que ha lanzado Champan en 9 años de carrera (2010-2018) han sido rectas que en su average llegan a 99.1%. Es decir, Chapman es el pitcher más rápido y a la vez el más potente. El que puede sujetar su magnífico misil durante 6 meses de forma natural.

2) Factor 2017

Cuando en 2017, el preparador de los Medias Rojas de Boston, Joe Kelly, tiró 102.2 mph en abril y mayo, las alarmas se encendieron para algunos y todo, porque el mismo Chapman aún no se había encendido. Ese 102.2 fue lo más rápido que logró lanzar Kelly en todo el año, en cambio Chapman, lean esto, tuvo los 23 lanzamientos más veloces del 2017. 23. Y, ¿adivinen qué? Sólo uno de esos 23 rectazos fue realizado en mayo. Por lo que es un hecho que mientras avanza la campaña, el holguinero progresivamente va lanzando más duro.

3) Distribución

Chapman, sus entrenadores y los encargados del estudio estadístico fuera del terreno son humanos y por esto piensan. Esto quiere decir que el cubano viene lanzando menos rectas desde 2016, lo que ha variado de un 81.1% (2016) a un 76.8% (2017) a 68.9% (2018). En la primera mitad de campaña le batearon para .247 y para la segunda mitad ya el misil cubano era casi inaccesible (.163) hasta para un foul. Pese a noches amargas como la de jonrón de Devers en Yankee Stadium, mi teoría es que Chapman está usando menos la recta, lo que le ayudará a continuar siendo más poderosa. 

Por supuesto, que en la era de la velocidad vienen emergiendo jóvenes con el fuego en sus brazos. Jordan Hicks, Hunter Greene, Tayron Guerrero y otros muchos, que intentan establecerse mediante el velocímetro y la prisa. Los primeros ocho disparos de Hicks, ese de 101.6 en julio estará en el 40 de las listas. El mismo Chapman en 2018 sobrepasa a Hicks en velocidad promedio de 99.0 mph por 98.8 mph y aún ni siquiera ese barco ha zarpado de la costa. Cuando arranque ya será demasiado tarde para todos porque nunca se puede viajar más rápido que la pelota y este preciso caso, Champan es el béisbol.

Comentarios

Siguiente artículo:

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.