Erislandy Lara (Der) ante Hurd Foto © Lara/Twitter

Cuba sin campeones mundiales de boxeo: Lara exige revancha a Hurd

Este artículo es de hace 2 años

La inesperada derrota de Erislandy Lara (25-3-2, 14 nocauts) ante el estadounidense Jarrett Hurd  (22-0, 15) dejó a la Isla sin campeones mundiales de boxeo en el ámbito profesional. A esta altura no se esperaba algo semejante, pero la historia y el azar le han dado la espalda a los pugilistas cubanos, quienes no encuentran la luz para salir del abismo en que se encuentran.

Durante varios años, Jarrett Hurd se detuvo a estudiar a Lara, un tipo casi invencible en las 154 libras, y cuando notó que tenía el poder para hacerle frente al veterano y astuto campeón, comenzó a pronunciar su nombre hasta que la pelea llegó. En el Hard Rock Hotel & Casino de Las Vegas, el guantanamero se llevó la bolsa mayor, pero la grandeza fue a parar a la maximizada figura del norteamericano. Entre los contrastes del dinero y la gloria, "Swift" resultó el claro vencedor.

Era un combate importante. Las unificaciones siempre brindan ese plus y en juego estuvieron las fajas de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) –en poder de Hurd- y de la Asociación Mundial (AMB) –en manos de Lara. Al final, todo fue a parar a los aposentos de un púgil de apenas 27 años, que desde ya está señalado para reinar en una categoría algo huérfana de calidad.

No obstante, Lara desde el inicio mostró una mentalidad más ofensiva que la habitual, soltó fuertes combinaciones ante un rival que lo superaba en altura y quiso brindar algo más dentro de su amplio repertorio técnico. En tanto, Hurd, aún  invicto y más creído, pasó la prueba del novicio ante un oponente de categoría y defendió la corona de la FIB sin complejos.

Eso sí, la riposta y los pasos defensivos del guantanamero también tuvieron su cuota. No es fácil olvidar lo que tanto te ha dado, y la esgrima depurada de Lara, tan insultada y aclamada, no estuvo ausente. De acuerdo a CompuBox de Espn, Hurd conectó 217 de 824 golpes (26 por ciento), mientras que el perdedor quedó en 176 de 572 golpes (26 por ciento). Agregue que en los asaltos decisivos el triunfador hizo más por la victoria, ya que en los últimos cuatro capítulos Hurd superó a Lara 106-71, incluyendo un balance de 96-58 en golpes de poder.

Tal vez, el punto más agobiante del duelo llegó justo cuando restaban pocos segundos. El estadounidense tumbó al cubano con un poderoso gancho de izquierda y los jueces llenaron sus miradas a favor del local y en contra del experimentado gladiador que, a sus 34 años edad, demostró que todavía tiene argumentos para sobrevivir en esa jungla mal llamada ring.

Para muchos Hurd estaba perdiendo en las tres tarjetas hasta el 12 ° asalto, pero su lanzamiento resultó el toque de atención exacto en el instante exacto. Los “imparciales” dejaron boletas cerradas: doble 114-113 para Hurd y 113-114 para el destronado Lara. Honesta y objetiva votación dividida en una pelea feroz, que hizo levantar de los asientos a las más de dos mil almas que se dieron cita a la instalación.

"Fue una gran pelea para los fanáticos. Me puse de pie y luché mucho y fue divertido", manifestó Lara concluido el duelo. "Pensé que claramente gané la pelea. Una vez más, una decisión va en contra de mí, pero, oye, tenemos que hacer la revancha", exigió.

Lara perdió la faja en su séptima defensa del título y la derrota hizo acto de presencia en el peor momento de los últimos años para el boxeo profesional cubano, debido a la escasez de resultados. Un primer cuatrimestre para el olvido; meses difíciles de digerir.

La pregunta es, ¿quiénes frenarán esta sequía de victorias? 

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.