El gran problema de Moncada es su tendencia a abanicar el aire. Foto © Twitter/Yoan Moncada

Preocupante: Los cubanos se ponchan demasiado

Este artículo es de hace 2 años

Al mismo tiempo que las Grandes Ligas viven el apogeo de los jonrones, los ponches se multiplican de modo exasperante. Las lógicas del béisbol no permiten equivocarse en estas cosas: los bateadores son ciertamente más altos y fuertes, pero los pitchers lanzan cada vez a más velocidad.

Diez años consecutivos lleva el rÉcord de strikeouts en ascenso. Las rectas de cuatro costuras promediaron más de 93 millas por hora en la campaña previa, un aumento considerable con respecto a las 91.9 del año 2008. “El enfoque es batear jonrones y tolerar los ponches”, ha dicho Reggie Jackson, un ilustrísimo integrante del Salón de la Fama.

A estas alturas es absolutamente absurdo pensar que alguien podría acercarse a la marca histórica de 63.17 veces al bate por estrucado del viejo Willie Keeler. Los abanicados se venden a kilo la docena, y es difícil encontrar a bateadores con tasas positivas de boletos contra ponches.

Los cubanos no son la excepción, y de eso precisamente van las líneas que siguen. Los peloteros de la Mayor de las Antillas han arrancado a un alto ritmo en materia de cafés, hasta el punto de que su promedio de uno cada 3.64 turnos oficiales excede holgadamente el de los restantes jugadores de la Major League Baseball (4.1).

Porque, indudablemente, 115 ponches en apenas 419 visitas al plato son muchos. Y dos hombres en el Top Five del negativo departamento (a saber, Yoenis Céspedes y Yoan Moncada) dicen mucho y muy mal de los niveles de contacto exhibidos por los miembros de la armada insular.

En este curso, Céspedes suma 20 abanicados en 42 presencias, para media de 2.1. Moncada, en tanto, lleva 18 en 41, para 2.78. E inclusive hay un elemento, Kendrys Morales, que se cuela entre ellos dos con 8 en 22 y 2.75.

¿Sabe usted quiénes son los que ostentan hasta ahora mejores frecuencias de ponches por asistencias a la caja de bateo? Pues se trata de Adeiny Hechavarría (38-6 y 6.33) y Aledmys Díaz (30-5 y 6), y a seguidas vienen dos bateadores de poder, José Dariel Abreu (41-7 y 5.86) y Yasiel Puig (43-8 y 5.38).

El resto se comporta de este modo: José Iglesias (29-6 y 4.83), Guillermo Heredia (13-3 y 4.33), Yonder Alonso (36-9 y 4), Leonys Martín (35-9 y 3.89), Jorge Soler (21-6 y 3.5) y Yasmani Grandal (28-10 y 2.8).

Demasiado, ¿verdad?

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Michel Contreras

Periodista de CiberCuba, especializado en béisbol, fútbol y ajedrez.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Michel Contreras

Periodista de CiberCuba, especializado en béisbol, fútbol y ajedrez.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.