Cubanos en el aeropuerto. Foto © CiberCuba

Autoridades cubanas hacen regresar desde el aeropuerto a dos expresos políticos que querían visitar a su familia

Este artículo es de hace 2 años

A los expresos políticos cubanos Rolando Damas Domínguez y Rodrigo G. Santos Velázquez se les negó la entrada a Cuba por parte de las autoridades de la Isla.  Un reporte de Martí Noticias aclara que ambos tienen "restricciones" para entrar a su país.

En 2006, Damas y Santos fueron condenados a 10 y 11 años de cárcel, respectivamente, por delitos contra la Seguridad Marítima Naval. Junto a otros 5 jóvenes, trataban de salir del país de manera ilegal hacia Estados Unidos desde Gibara, Holguín. 

Las autoridades migratorias estadounidenses los interceptaron y enviaron a Cuba, donde fueron hechos prisioneros y catalogados como presos políticos. 

Luego, en 2010, fueron liberados y se beneficiaron de un acuerdo entre la iglesia católica, el gobierno español y el cubano, mediante el cual pudieron exiliarse y salir de la cárcel. 

De acuerdo con el testimonio de Damas, quien vive en Kentucky y tiene en Cuba un hijo de 18 años, a su madre, primos y tíos, una oficial del aeropuerto le dijo el pasado 12 de abril que “lo lamentaba”, pero que debía regresar en el mismo avión hacia Kentucky.

“Salí para atrás (del aeropuerto de Holguín hacia Kentucky) en el mismo vuelo (…) me dieron una planilla que dice que todavía no tengo autorización para entrar al país, lo que no entiendo es por qué”, dijo Damas. 

“Es una estupidez. Si yo cumplí mi sanción, no debo nada a ellos, nunca he tenido problemas ni allá ni aquí (…) ¿Les voy a hacer daño por visitar a mi familia? ¿Qué daños le voy a hacer yo a ellos? Ninguno”, dijo. “Llegar y que te digan, así fácil, que no puedes entrar porque tienes restricciones, y no te den explicaciones sobre qué tipo de restricciones tienes para poder entrar al país, a tu propio país”.

En el caso de Santos, cuando el pasado 8 de marzo intentó entrar a Cuba no lo dejaron bajar del avión en el que viajaba con su esposa e hijo. Tuvo que regresar a Naples. 

“Tengo la orden de negación de entrada del país (…). La adquirí por medio del capitán del avión”, dijo. “La hoja dice que no soy admisible al país”.

Santos pretendía visitar a su abuela de 89 años, quien se encuentra enferma y no ha visto desde que salió de Cuba en 2010.

Según cuenta, funcionarios de Inmigración que lo esperaban en la pista le indicaron que no descendiera del avión. “(La funcionaria) me dijo: "Ni te bajes de la escalera".

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985