Un pelotero excepcional. Foto © Albert Pujols/Twitter.

Albert Pujols, el inmortal en activo

Este artículo es de hace 2 años

Ty Cobb, Babe Ruth, Ted Williams, Stan Musial, Sandy Koufax, Mickey Mantle, Willie Mays, Hank Aaron, Nolan Ryan, Greg Maddux, Randy Johnson, Ken Griffey Jr., Chipper Jones... Como mismo todos estos monstruos entraron al Salón de la Fama en su primera aparición en las candidaturas, sucederá en 2019 con Mariano Rivera, en 2020 pasará con Derek Jeter y, cinco años después de su retiro, con el gran Albert Pujols.

Sí señor. El inicialista de Santo Domingo posiblemente complete en abril los tres mil hits (solo le restan once) y su exquisita combinación de talento desmesurado y ética de trabajo lo harán llegar a Cooperstown con un por ciento de sufragios muy cercano al tope. Eso, si no consigue el pleno que hasta ahora jamás nadie ha logrado.

Respaldo estadístico le sobra. Es séptimo de todas las épocas en jonrones con 617, noveno en impulsadas con 1928, décimo en total de bases con 5495, décimo sexto en slugging con .560 y carreras creadas con 2094, y vigésimo primero en WAR con 99.6. Encima, le asisten diez Juegos de Estrellas, dos Guantes de Oro, un título de average, seis Bates de Plata, tres premios MVP y hasta el galardón al Novato del Año en 2001.

El día que José Alberto Pujols llegue a la referida cantidad de hits en el mejor béisbol del mundo, se convertirá en el cuarto integrante del club de los 600 jonrones y 3000 indiscutibles, tan selecto que solo ha dado entrada a Aaron, Mays y Alex Rodríguez. ¿Quién lo iba a decir cuando los Cardenales lo seleccionaron en el número 402 del draft amateur de 1999?

Pujols es, ya, una leyenda. Su nombre hay que incluirlo entre el de los mejores peloteros de todos los tiempos, y para mí no ha habido jugador latino más merecedor de admiración y encomio. Pocos pasan más horas que él en la jaula de bateo. Nunca se le vinculó con el mundo de las jeringuillas. Solo él y el Bambino han largado más de 600 cuadrangulares y ganado más de un título de Serie Mundial.

A menos que una lesión ponga su inoportuna zancadilla, Pujols celebrará muy pronto el hit que necesita para cerrar el número. La gente lo aplaudirá hasta delirar, él dejará ver las huellas del tiempo y el esfuerzo cuando se quite el casco para agradecer tanto entusiasmo, y acaso en ese instante lo veamos esbozar la sonrisa que su increíble seriedad profesional le esconde diariamente.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Michel Contreras

Periodista de CiberCuba, especializado en béisbol, fútbol y ajedrez.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Michel Contreras

Periodista de CiberCuba, especializado en béisbol, fútbol y ajedrez.