La silla vacía de Fidel Castro. Foto © Cubadebate.

La escenografia de la continuidad en Cuba: discurso, fecha y la silla vacía de Fidel Castro

Este artículo es de hace 2 años

El nuevo presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, tomó posesión de su cargo este 19 de abril, con toda la escenografía muy bien estudiada. La fecha de la constitución del Parlamento cubano, el discurso oficial y la silla vacía de Fidel Castro son tres elementos destinados a remarcar la idea de continuidad.

La constitución de la Asamblea Nacional del Poder Popular estaba prevista para el jueves 19 de abril. Sin embargo se adelantó por sorpresa la sesión de presentación de candidatura a la Presidencia porque de lo contrario Díaz-Canel no habría podido tomar posesión de su cargo ese día.

Este retoque de última hora hizo coincidir el relevo generacional al frente del Gobierno de la Isla con el aniversario 57 de la derrota en Bahía de Cochinos (Playa Girón) de la Brigada de Asalto 2506, con 1.500 cubanos entrenados por Estados Unidos. También con la primera 'Marcha del Pueblo combatiente' (1980) por 5ta Avenida y con la renuncia de Fidel Castro al frente del Partido Comunista de Cuba y el nombramiento de Raúl Castro como su sucesor en el PCC (2011).

La toma de posesión de Díaz-Canel se queda así sin una fecha propia en la historia de Cuba. Él compartirá protagonismo con una victoria protagonizada por la 'generación histórica' y con el relevo entre los hermanos Castro.

Tampoco fue casual que la silla que ocupaba Fidel Castro en el Parlamento cubano quedara vacía a la derecha de Miguel Díaz-Canel durante su sesión de investidura. También lo estuvo en 2008, según recoge el Granma, cuando Raúl Castro asumió el mando del país. Esta escenografía concede a Fidel Castro el carácter de políticamente irremplazable. El mensaje es claro: no ha cambiado nada. Todo está como estaba.

La silla de Fidel Castro, vacía, a la derecha de Miguel Díaz-Canel / Foto: Granma.

Por si quedaban dudas, el discurso de Miguel Díaz-Canel reiteró que va a garantizar la continuidad del socialismo en Cuba. Entre las pocas promesas que hizo el nuevo presidente está la de "cambiar todo lo que daba ser cambiado", siempre que las decisiones trascendentales para el futuro del país cuenten con el consentimiento de Raúl Castro, que dirigirá el Partido Comunista hasta el año 2021. La modificación de la Constitución en 2002 concedió plenos poderes al PCC por encima del Gobierno.

Fuera de su discurso, su corbata roja, que no ha sido elegida al azar, según expertos en Protocolo, sirven para remarcar el interés que tiene el nuevo Gobierno de la Isla en enviar un mensaje nítido de continuidad en clave interna y externa. El único halo de esperanza se queda colgado de la promesa de Díaz-Canel de "avanzar sin prisas pero sin pausas".

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)