Estanterías vacías en la farmacia de Aguilera y Libertad, en Holguín. Foto © Ahora /

La gripe de los 100 días arrasa en Holguín y los jarabes están desaparecidos

Este artículo es de hace 2 años

Holguín ha bautizado ya el catarro que arrasa en la ciudad en los últimos dos meses como "La gripe de los 100 días", "Ruperto" o "Elvira". La cabecera provincial hace frente al virus prácticamente a pecho descubierto: con las estanterías de las farmacias vacías. En lo que va de año se han atendido en los hospitales y policlínicos holguineros 6.940 casos más que en el mismo periodo del año pasado, según informa el diario local Ahora.

Para combatirlo, la gente tira de cocimientos y las matas de guanábanas se han quedado sin hojas. Las recetas más creativas añaden hojas de mango moro, algodón, copal, albahaca morada, yagruma y naranja agria.

No hay medicamentos para aliviar la tos, las secreciones nasales o las expectoraciones. Las farmacias dedicadas a la venta de remedios naturales, como la ubicada en las calles Aguilera y Libertad, de la capital holguinera, tienen sus estantes vacíos desde "hace meses". No hay ni jarabes ni tinturas.

De los 81 medicamentos incluidos en el cuadro básico de la provincia, 12 son jarabes, de los que deberían producirse 893.469 frascos y otros 2 son tinturas antitusivas (66.500).

La escasez de frascos tiene paralizada la producción de jarabes naturales. Foto: Ahora.

Los números van por una parte y lo que necesita la población, por otra. De enero a febrero se produjeron 2.664 unidades de jarabe de Aloe; 44.076 de Cebolla, 20.980 de Naranja Dulce y 11.864 de Orégano. En marzo y abril más o menos lo mismo.

La Farmacia de Productos Naturales de la ciudad ni produce ni vende lo esperado. No cubren la demanda de anticatarrales ni antianémicos y reconstituyentes, que son los compuestos más demandados. "Nos pasamos días sin oferta de ningún tipo", dice su administradora, Yordanis Calas Lamorú.

En otra de estas farmacias, la ubicada en Capitán Urbino y Antonio Maceo, lo más reciente que han sacado a la venta son 500 frascos de anticatarral, en febrero, pero estos no tienen buena aceptación entre la población porque están hechos de Orégano y Aloe, según la administradora.

Sin embargo, una clienta explica al diario Ahora que no es el sabor lo que molesta sino el precio. "Llevo mucho tiempo con la gripe, pero no estoy en condiciones de adquirirlo", explica María Peralta. (El rotativo local no recoge el precio).

En Holguín hay tres centros que producen medicamentos naturales y 14 unidades elaboradoras distribuidas por todos los municipios. Sin embargo, no logran cubrir no ya la demanda sino los estantes de las farmacias.

El problema, según explica Maylín Hang Martínez, especialista en producción, es que no pueden sacar adelante la producción por el alto precio de la materia prima: el kilo de sábila cuesta entre 25 y 30 pesos, pero tras procesarlo para hacer jarabe de Aloe, el frasco se vende a 80 centavos en moneda nacional. "Tenemos pérdidas", explica.

La paleta de mezcla está rota, por lo que hay que hacerlo manualmente. Foto: Ahora.

Afecta además la escasez del alcohol, un problema que se viene arrastrando desde 2017, y que impide la elaboración de las tinturas (antiespasmódicas, digestivas, diuréticas o antitusivas).

Falta también el agua desionizada y el servicio de agua corriente; no hay frascos vírgenes de 120 ml y hay equipos rotos, como la paleta de mezclas, por lo que hay que mezclar los jarabes de forma manual.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985