Arzobispo de La Habana Foto © Granma/ Jorge Luis Álvarez

La Iglesia abre un hostal gratuito para enfermos de provincia que necesiten atención médica en La Habana

Este artículo es de hace 2 años

El arzobispado de La Habana anunció este martes la apertura de una casa de acogida que ofrecerá alojamiento y comida gratis a las personas radicadas en provincias del interior del país que deban viajar a la capital por trámites médicos. 

La iniciativa fue idea del arzobispo Mons. Juan de la Caridad García y se concretó gracias a la ayuda de la fundación caritativa española Mensajeros de la Paz, publicó hoy el portal de Palabra Nueva, la revista de la Arquidiócesis de La Habana.

El lugar destinado para este proyecto es la casa parroquial de santa Catalina de Siena, situada en la barriada del Vedado, en la esquina de 25 y Paseo.  

“Se ha escogido este lugar no solo por la disponibilidad del inmueble sino por su situación geográfica, ya que muy cercanos a la parroquia hay varios hospitales y es conocido el calvario que viven muchos que vienen de lejos a ellos cuando no tienen donde quedarse y la estancia es prolongada”, indicó la nota. 

Este recinto religioso ofrecerá alimentos y cobija “tanto al enfermo como al acompañante o si un enfermo está ingresado y es solo quien lo acompaña quien necesita ser atendido también lo será”. 

El comunicado aclara además que este servicio está dirigido a todo el que lo necesite, “no será sólo para miembros de alguna comunidad cristiana sino para todos”.

Para acceder a esta facilidad, la persona interesada deberá proveer una recomendación de un sacerdote o de alguna religiosa. Se debe hacer una reserva previa por teléfono “por cuestión de orden y debido a que no contamos con gran número de habitaciones”, explica la publicación. 

Dicha reserva se hará por medio de los números de la casa sacerdotal anexa a la parroquia (78368560-63 ext. 135) y el horario para reservaciones será de 8:30am a 12:00m. 

Se deben dar los datos personales del enfermo y su acompañante y de donde proceden, así como el día de llegada y de salida. En cuanto al día de salida al menos el que se cree que será el real. Deben dar además el nombre y el teléfono de su parroquia o el nombre y el teléfono de las religiosas que lo recomiendan, según sea el caso. 

De no ser alguien de la comunidad debe dar igualmente el número de las religiosas que lo recomiendan o de la parroquia en la cual debe de haber conocimiento de la identidad y necesidad de la persona ya que será verificada cada reserva. Quien hace una reserva debe de esperar a que le informen de su confirmación.

Al arribar a la casa de acogida, las personas deben presentar los siguientes documentos: carnet de identidad, los documentos médicos y una carta con firma y cuño del párroco o de las religiosas del lugar, sean o no de la comunidad cristiana deben ser recomendadas por el párroco o las religiosas del lugar que les den dicha carta. 

La carta, venga de un sacerdote o de una religiosa, debe decir el nombre de cada persona que se recomienda, así como su procedencia y padecimiento, junto a la identidad de quien los envía, su lugar de residencia y su teléfono.

Aquellos que viene de diócesis lejanas deben presentar su pasaje de regreso, así como acudir a la Casa con un acompañante. No se ofrecerá transporte, sólo hospedaje y alimentos, detalla la nota.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985