Cementerio de Colón en La Habana Foto © CiberCuba

Familia cubana recibe ataúd con huecos para su difunto: Ante la queja, la funeraria pide otro usado al cementerio

Este artículo es de hace 2 años

Para las honras fúnebres de su difunto, una familia cubana de Villa Clara recibió un ataúd sin revestir, con las puntillas hacia afuera y con agujeros entre las tablas “por los que cabían los dedos de una mano”, así lo denunció el hermano del fallecido a la prensa nacional.

La engorrosa experiencia fue relatada a la sección Acuse de Recibo del periódico Juventud Rebelde por Eneido Negrón Vázquez, residente del municipio Corralillo que enterró a su hermano a principios de enero.

El día del deceso, contó el villaclareño, no había féretros en el municipio y hubo que mandarlo a buscar a Sagua la Grande, a más de 65 kilómetros, con el consiguiente retraso de varias horas. 

“Para colmo, el ataúd traído tenía pésima confección: en el fondo había una separación entre las tablas, por donde cabían los dedos de la mano, estaba sin vestir en su interior y las puntillas tenían las puntas hacia afuera”, describe la nota.

De igual forma, el féretro no contaba con ningún cristal protector, cosa que detonó la protesta de la familia ante la dirección de la funeraria. ¿Cuál fue la respuesta que recibieron? Mandar a buscar otro ataúd ya usado al cementerio local para lavarlo y utilizarlo para ese propósito.

Al respecto, respondió al periódico el pasado 9 de abril Gregorio Israel Yervilla Díaz, director provincial de Servicios Comunales en Villa Clara. 

El directivo dejó saber que, a raíz del problema, se creó una comisión integrada por él, la subdirectora provincial de Higiene y Necrología, el director de Servicios Comunales de Corralillo, el jefe del departamento de Higiene, la administradora de la funeraria y la técnica de Necrología de esa localidad. 

La comisión entrevistó a los dolientes, y “se reconocieron las insuficiencias del servicio necrológico”. 

“Se buscó el ataúd en Sagua la Grande por falta de disponibilidad en Corralillo, motivado por la carencia de madera en las fábricas de ataúdes de la provincia, específicamente en la que radica en Quemado de Güines, que suministra al municipio de Corralillo”, refirió.

Posteriormente, se llevó a cabo “un análisis en la fábrica de ataúdes de Santa Clara con el objetivo de evitar chapucerías en un servicio tan respetado, aunque no tengamos los insumos necesarios, sobre todo la puntilla establecida por normas”.

Sobre el vestimento interior y el cristal, el dirigente alegó que “faltó comunicación del chofer del carro fúnebre con la dirección del municipio para dar solución al asunto”.

Se le hizo un señalamiento al director, al jefe del departamento de Higiene y Necrología y a la administradora de la funeraria, por no tener un eficiente control en lo legislado en la actividad, lo cual involucró a otros trabajadores del sector en el municipio”, acotó.

Por su parte, el consejo de dirección de Comunales en Corralillo determinó aplicar al chofer del carro fúnebre amonestación pública, de acuerdo con el artículo 149, inciso a, del Código del Trabajo.
 

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.