Hallazgo arqueológico en la provincia Granma Foto © Juventud Rebelde

Hallan en Granma un asentamiento arqueológico que tendría más de 2 mil años de antigüedad

Este artículo es de hace 2 años

Varias huesos humanos, instrumentos rudimentarios y otros objetos, cuya antigüedad se presume en más de 2 mil años, fueron localizados por especialistas de la provincia de Granma y del Instituto Cubano de Antropología tras una excavación de dos semanas realizada en el apartado asentamiento de Playa El Mango (Granma).

En las labores de excavación participaron un grupo de quince investigadores cubanos y tres de la Universidad de Winnipeg (Canadá), quienes confirmaron la presencia de algunos elementos que modificarían el concepto existente hasta ahora acerca de los aborígenes que poblaron Cuba miles de años antes de la llegada de los conquistadores españoles.

Un medio de prensa de la Isla destaca que, según lo expresado por el investigador del Departamento de Arqueología del Instituto Cubano de Antropología que figuraba al frente de la expedición científica, esos grupos primigenios "no solo eran recolectores, pescadores y cazadores, como se pensaba hasta ahora", sino que "también desarrollaron una agricultura incipiente".

Esos aborígenes habrían "sembrado maíz, boniato y otros cultivos", algo que se ha podido saber por "el estudio de residuos orgánicos" adheridos al sarro de varios dientes extraídos de los restos humanos encontrados en ese yacimiento arqueológico, considerado uno de los más importantes del Caribe insular.

Las excavaciones actuales dan continuidad a las realizadas desde el año 2015, y forman parte del proyecto "Arqueología de prácticas mortuorias en sociedades aborígenes de bajos niveles productivos en Cuba".

En los estudios realizados se han encontrado cientos de objetos confeccionados "a partir de tiburones, conchas, madera o piedra, además de agujas, cuchillos y adornos" que usaban esos aborígenes. Sin embargo, las excavaciones son complejas porque se llevan a cabo en terrenos en los que residen personas actualmente.

Si bien los resultados son parciales, los investigadores aseguran que resulta indudable que esos asentamientos aborígenes (muy anteriores a la llegada de Colón a América) "conocían los beneficios de ubicarse en los lugares más altos dentro del sistema de lagunas de esa extensa llanura".

El arqueólogo Armando Yero Masdeu, pertenecimiente a  la Casa de la Nacionalidad Cubana, ha precisado que ya "las clasificaciones conocidas hasta ahora de siboneyes o taínos necesitan actualizarse", y añadió que existe un "hallazgo creciente de pruebas" que cambian las concepciones existentes hasta ahora sobre los aborígenes que habitaron el archipiélago.

Este asentamiento aborigen fue descubierto en 1941 por el  médico y experto en arqueología Bernardo Uset (natural de Manzanillo), y no fue hasta casi cuarenta años después que volvió a ser estudiado.

Primero sería investigado en 1986 y luego entre 2015 y 2017 se han llevado a cabo varias excavaciones, todas portadoras de hallazgos destacados.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985