Hotel Parque Central. Foto © CiberCuba.

Vuelve el apartheid a los hoteles: no quieren cubanos conectándose a internet

Este artículo es de hace 2 años

Los hoteles de los alrededores del Parque Central de La Habana no quieren cubanos conectados a internet en sus instalaciones ni por los alrededores. Quien quiera hacerlo deberá comprar una tarjeta de 5,00 CUC por una conexión de 2 horas (lo normal es 1 CUC la hora). De esta forma se quitan de encima a los cubanos y cobran a los extranjeros más del doble de lo que paga un nacional por conectarse a internet.

Pero no es la única estrategia para rechazar a los cubanos. En el Inglaterra exigen a los cubanos consumir 5,00 CUC por persona, aparte de la tarjeta para conectarse. Sin embargo, no todos pasan por caja. Lo dice Ernesto, un cuentapropista al que le exigieron la consumición, mientras a otras personas que estaban sentadas en la barra del hotel no les pidieron nada, afirma. Esto le recordó la década de los 90, en la que los cubanos tenían prohibida la entrada a un hotel. "Volvemos al apartheid criollo", insiste.

Yanet, una holguinera, asegura a Cubanet que a los propios camareros de los hoteles de La Habana Vieja les molesta servir a los cubanos que acceden a las instalaciones en las que ellos trabajan.

Su opinión no es aislada. Un cliente del hotel El Telégrafo confirma que hay un turno de camareros que trata a los cubanos "con desprecio".

Otro usuario que suele conectarse en los alrededores del Plaza asegura que ya no les permiten recostarse a la pared del portal del hotel para conectarse a internet. "¿Qué daños hacíamos?", se pregunta.

En el Hotel Parque Central llaman a la Policía si un cubano no renuncia a conectarse a internet en sus alrededores. Eso, en opinión de Odalys, es racismo, porque antes tenían una sala destinada sólo a la conexión a internet de los clientes nacionales.

En 2011, cuando Raúl Castro asumió oficialmente la presidencia de Cuba, una de las primeras medidas que tomó fue levantar la prohibición que impedía a los cubanos hospedarse en un hotel de la Isla.

En los últimos tiempos, varios hoteles del país han comenzado a tomar medidas para impedir el acceso de los cubanos a sus servicios. Ocurrió recientemente en Cienfuegos, donde el hotel La Unión, empezó a cobrar la entrada a 2,00 CUC a los nacionales aunque entraran sólo a ver la tienda de zapatos o la farmacia. La medida duró apenas cinco días porque la cadena española Meliá ordenó paralizar el cobro tras el aluvión de críticas recibidas.

Para nadie es un secreto que los precios de conexión en Cuba no son económicos. Para recortar los gastos, muchos cubanos comparten conexión a través de Conectify, pero la Policía acosa a quienes se dedican a este negocio. Ha pasado en el parque Fe del Valle (al final de San Rafael) o en Alamar, donde al parecer una red organizada aprovechaba esta multiconexión para robarle el saldo a los usuarios.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.