Willie Falcón Foto © insightcrime.org

Narco cubanoamericano que patrocinó plan para matar a Fidel Castro enfrenta deportación a Cuba

Este artículo es de hace 2 años

Los cubanoamericanos Gustavo y Augusto Guillermo “Willie” Falcón, miembros del grupo conocido como los ‘Cocaine Cowboys’ (vaqueros de la cocaína), han sido procesados y enfrentan ahora la deportación a Cuba. 

Entretanto, sus abogados alegan que el gobierno de la Isla podría tomar represalias en su contra por haber patrocinado en los 90 un plan de la CIA para matar a Fidel Castro, reseña un artículo de la fundación Insight Crime, una organización que se dedica al estudio del crimen organizado en América Latina y el Caribe.

Después de años huyendo de la justicia, los Falcón podrían ser devueltos a la Isla por su intensa actividad en el tráfico de drogas desde Colombia al sur de la Florida a través del Caribe, entre los años 1970 y 1980.

Los hermanos y otro cubano llamado Salvador Magluta ingresaron decenas de millones de dólares en cocaína a los Estados Unidos anualmente durante su apogeo, recoge la nota.

Willie fue arrestado en 2003 y aceptó un acuerdo de culpabilidad que le dio una sentencia máxima de 20 años. Aunque fue liberado en junio de 2017, inmediatamente clasificó para ser deportado a su país natal, un proceso contra el cual se encuentra batallando. Gustavo, por su parte, fue sentenciado esta semana a 11 años de prisión.

Los abogados de Willie, indica el reporte del Insight Crime, han argumentado que su deportación a la nación caribeña podría poner en riesgo su seguridad por su papel en un plan respaldado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los EE. UU para matar al entonces presidente Fidel Castro.

Según informes del caso, la red Falcón-Magluta canalizó "importantes ganancias del narcotráfico a mediados de la década de 1990 hacia los grupos paramilitares cubanos en el exilio con el objetivo de matar a Castro", recibiendo el apoyo de la CIA.

“La sentencia de Gustavo Falcón y la batalla de su hermano para bloquear su deportación a Cuba son ilustrativos de un patrón del gobierno estadounidense que a veces hace la vista gorda ante los lazos criminales de individuos y grupos que considera necesarios para alcanzar ciertos objetivos políticos. Pero también muestra cómo esa dinámica puede cambiar cuando esos actores pierden su utilidad”, apunta la fundación.

La CIA respaldó a los grupos a los cuales los Falcón y Magluta enviaron el dinero de la droga en un momento de marcada tensión por la amenaza planteada por Cuba y la Unión Soviética. 

Sin embargo, ya la Agencia ha retirado el apoyo a los mismos, pues “a medida que las relaciones entre Cuba y EE.UU se han relajado en los últimos años, Washington ya no tiene un interés tan fuerte en derrocar al gobierno comunista de la Isla”, indicó la publicación.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985