Puerto de Manaos, Amazonas, Brasil Foto © Wikimedia

Familia cubana con un bebé tuvo que quedarse en Brasil tras ser asaltados por coyotes

Este artículo es de hace 2 años

Desde el 2015, autoridades brasileñas han registrado un incremento notable de la cifra de cubanos que han atravesado el Amazonas para continuar hacia Uruguay en una ruta, cada vez más popular, que culmina en los Estados Unidos.

El Comité Nacional para los Refugiados (Conare) del Ministerio de Justicia (MJ) de Brasil reveló recientemente que durante 2016 un total de 1.637 inmigrantes cubanos solicitaron asilo en ese país; mientras que en el año pasado ese número aumentó a 2.373. 

Comparando los datos del año pasado con 2015, el número de cubanos que pidió al Conare el reconocimiento del status de refugiado aumentó un 352%. Antes de esa fecha, según esa institución, solo se registraban de 40 a 145 cubanos.

De acuerdo con una reseña del periódico brasileño A Critica, la "nueva" ruta de los cubanos incluye la salida en avión de La Habana hasta Lethem, en Guyana. Luego una travesía a pie por la frontera brasileña llegando a Bonfim y, finalmente, a Boa Vista, capital de Roraima. 

De allí, empiezan a distribuirse por el país. La mayoría sigue viaje a São Paulo y Rio Grande do Sul para luego ir a Montevideo, en Uruguay, e intentar continuar hacia EE.UU. Pero hay quien también busca entrar en países vecinos como Perú, Colombia y Chile.

Otros, de igual forma, deciden quedarse en territorio brasileño por distintos motivos. Así ocurrió con Yaima y Eugenio Barrero, quienes llegaron a Manaos con su pequeño hijo Luis Rafael, de tan solo 11 meses. Las dificultades y el peligro que vivieron por el camino los obligó a quedarse en la capital amazónica.

Con 3.500 dólares, la familia abandonó la Isla motivados por la creciente ola de migración entre los países de la región de América Latina y el Caribe y la insatisfacción con la política económica del país. 

"Para nosotros, era difícil seguir viviendo en Cuba porque es un país donde se gana muy poco con el trabajo", dijo Eugenio, de 55 años.

Aunque el dinero que se llevaron era suficiente para llegar a la capital uruguaya, la pareja fue asaltada en la frontera, donde hay una intensa actividad de "coyotes" ilegales y ladrones. "Nos robaron casi todo. Sólo nos dejaron lo que mi mujer llevaba en el cuerpo. Es un camino muy peligroso y tuvimos miedo. Cuando llegamos a Brasil fuimos mejor acogidos", contó.

En un cuarto alquilado con la ayuda de conocidos que conmovieron con su historia, la familia no ha abandonado el sueño de recomenzar sus vidas. "Queremos trabajar y ganar nuestro dinero, por eso hemos venido. Estamos en busca de cualquier tipo de trabajo y con ganas de aprender portugués", dijo por su parte Yaima, de 33 años. 

Según contaron al referido medio, la pareja decidió quedarse en Manaos por la buena acogida de su gente. "Hoy estamos sobreviviendo con la ayuda de dos familias que entienden español, nos ayudan a tramitar los documentos y esperamos así prosperar”, cuenta el padre. 

La política brasileña para refugiados permite que incluso con la solicitud de asilo en proceso de trámite los extranjeros tengan derecho a emitir la Cartera de Trabajo y Previsión Social (CTPS) y el Catastro de Persona Física (CPF). 

"Estamos buscando ayuda aquí y no quiero correr riesgos yendo a Uruguay", insistió Yaima, que ya tiene autorización para trabajar legalmente en el país.

En el mismo grupo de la familia había otras seis personas. Según la pareja, todos ellos decidieron seguir viaje hasta São Paulo y Porto Alegre. "Lo que nos dicen es que Uruguay es bueno para después llegar a EE.UU, por eso muchos cubanos que quieren ir allí están haciendo ese camino. En nuestro caso, decidimos quedarnos y buscar trabajo aquí ", sosutvo Eugenio.

En el Amazonas, se procesaron un total de 328 solicitudes de refugio para cubanos en 2017. Según el delegado federal Ricardo Raposo, de la Comisaría de Policía de Migración, estos han sido acogidos conforme a la Ley del Migrante y en trabajo con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). 

"Todo el trabajo que hemos hecho es regularizar a esas personas y prestar la asistencia para que ellas puedan tener los documentos que necesitan para quedar legalmente", indicó al periódico.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.