Castillo de los Tres Reyes del Morro Foto © CiberCuba

Denuncian incremento de actos vandálicos en el Morro de La Habana

Este artículo es de hace 2 años

La emblemática fortaleza del Morro, en La Habana, ha comenzado a registrar este año un aumento de hechos vandálicos, debido principalmente a las escasas acciones de protección y vigilancia en horario nocturno, recogió un reportaje del diario independiente Cubanet.

Según el referido medio, el ingreso clandestino de jóvenes a esa zona patrimonial una vez concluidas las actividades de la misma, ha devenido en la aparición de grandes cantidades de basura, así como de grafitis y carteles sobre los muros de la fortaleza.

Además del casi nulo accionar de la policía de turno, el centro no cuenta con la iluminación requerida en la mayor parte de sus áreas; tampoco existe una red de cámaras de vigilancia ni un despliegue adecuado de custodios. 

Debido al reducido personal disponible para combatir el vandalismo en el lugar, las autoridades se centran en evitar que los daños alcancen el interior de la fortaleza o que se produzcan robos en las áreas de exhibición donde hay objetos de valor, así como que se vulnere el acceso al faro, explicó un custodio.

“Es un área muy extensa y un terreno muy irregular. Es difícil poder controlar con la vista espacios muy grandes, para eso es necesario poner cámaras, iluminación, eso debería hacerlo la policía (…). Nosotros ya tenemos bastante con cuidar de los muros para adentro”, dijo.

El medio indagó en que, aunque existen varias unidades militares y policiales en las cercanías, ninguna ha asumido el cuidado nocturno de los exteriores del Morro.

Pese a haberse reportado varios casos de violaciones, asaltos, y el visible incremento de las agresiones al patrimonio histórico, la protección de la fortaleza “no es asunto de la Policía”, indicó por su parte un oficial de guardia.

Muchos de los jóvenes que acuden en grupos al Morro cuando cae la noche, admiten que han usado los muros exteriores para enviar mensajes a sus parejas.

“A veces uno se entusiasma y el alcohol te hace escribir cosas, pero sin ninguna mala intención (…) eso no es malo, al contrario, es lindo, al final eso no le importa a nadie. ¿Qué tiene de malo escribir en un muro?”, comentó al medio Antuán, un adolescente que frecuenta el lugar con su pareja.

Símbolo de la capital de Cuba, el Castillo de los Tres Reyes del Morro fue diseñado en las últimas décadas del siglo XVI con miras a la protección de la Villa de San Cristóbal.

Desde las alturas de la fortaleza militar, emplazada en un risco de la entrada del puerto, podía visualizarse toda la villa, por lo que se convirtió en la primordial custodia de la urbe hasta la construcción de La Cabaña, en el último tercio del siglo XVIII.

En la década de los 90, se realizaron allí amplias labores de rescate y conservación que priorizaron sobre todo la transformación de sus espacios en galerías de arte y escenarios de eventos culturales.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.