Barrio Chino de La Habana Foto © CiberCuba

Lo que queda de la cultura china en Cuba

Este artículo es de hace 2 años

La llegada de los chinos a Cuba se remonta a los años 40 del siglo XIX, cuando pisó suelo cubano el primer grupo de inmigración contratada, en plena crisis de la trata negrera y cuando ya había comenzado la abolición gradual de la esclavitud en la Isla.

El legado de la presencia china en Cuba y su participación en grandes sucesos del país es insondable e indiscutible, aunque cada vez menos se preserva de sus tradiciones y en el olvido han caído muchos de sus descendientes.

El mayor asentamiento étnico estuvo en La Habana, en la que ya queda la fachada de un Barrio Chino -que de chino tiene un pelo- en donde muchas tradiciones parecen haberse esfumado y en cuyos restaurantes la preferencia por la pizza y los espaguettis, han dejado de lado el rescate de las deliciosas y mundialmente conocidas recetas asiáticas.

Juan Ariel Mock, nieto de un chino emigrado a Cuba, creó un proyecto musical que ha venido funcionando durante una década, a pesar de la falta de apoyo e interés de las autoridades cubanas.

“Hemos sido ayudados por algunas personas y sociedades del Barrio Chino, pero no hemos contado con el apoyo que necesitamos, ni ahora ni antes", confesó el músico a  el músico a Martí Noticias.

"A pulmón, de corazón" aseguró Mock que se ha hecho Amistad Cuba-China Grupo Vocal Descendiente, el cual tiene como unos de los principales temas de sus canciones el de los chinos culíes.

“Ellos vinieron engañados. China pasaba por un momento económico muy delicado, había hambre y escasez, les dijeron que obtendrían fortunas, pero muchos no pudieron ni siquiera regresar a su tierra, y se empezaron a mezclar poco a poco con la población cubana, dando origen a la actual comunidad descendiente”, dijo el músico a Martí Noticias.

La solución de las instituciones culturales que sobreviven en el Barrio Chino ha sido la integración de la cultura china a la vida de la población en general, en la cual se han ido popularizando las artes marciales (el wu-shu y el tai chi) y la medicina tradicional china, aunque es una realidad que la cultura china se nota cada vez menos.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.