Ciclotrón Foto © Ciclotrón

Instalado el primer ciclotrón en Cuba destinado al programa para el tratamiento del cáncer

Este artículo es de hace 2 años

Con la visita del Sr. Carlos Lentijo, Director General Adjunto de Seguridad Física y Nuclear, del Organismo Internacional de Energía Atómica, OIEA, a las instalaciones del Centro Especializado de Diagnóstico y Radioterapia del Centro de investigaciones Médico Quirúrgicas, CIMEQ, se hizo el anuncio de la instalción del primer ciclotrón en Cuba.

“Me ha impresionado la calidad del proyecto y mucho más la de los profesionales que lo gestionan, y estoy seguro de que con su ilusión y profesionalismo consiguen que el centro sea un referente para el diagnóstico y tratamiento del cáncer en Cuba y en la región. Desde el OIEA queremos felicitarles por el logro y animarles a que continúen esta labor. Cuenten con nuestro apoyo”, escribió el experto en el libro de visitantes.

El director adjunto estuvo acompañado por Raúl Ramírez, jefe de Sección de Cooperación Técnica para América Latina y el Caribe en el OIEA y en el centro fueron recibidos por Marta Alicia Contreras, coordinadora de la Red de Comunicadores Nucleares (RECNUC).

En las instalaciones los recibieron también la Licenciada Mayka Guerrero Cancio, directora del Centro y su equipo de trabajo; así como Daniel López Aldama, Presidente de la Agencia de Energía Nuclear y Tecnologías de Avanzadas (AENTA).

El Ciclotrón terminó su instalación en diciembre pasado, en ese momento el representante del Ion Beam Applications SA, EURONEXT (IBA, por sus siglas en inglés), quien presenció el montaje dijo que este transcurrió con mucha organización organizado, se hizo rápido y durante el proceso cada parte sabía lo que tenía que hacer.

La IBA es el proveedor líder mundial de soluciones de terapia de protones para el tratamiento del cáncer, y es el abastecedor del instalado en el Centro Especializado de Diagnóstico y Terapia de Cuba.

El cáncer en Cuba constituye la segunda causa de muerte, de acuerdo con los datos estadísticos. Por esas razones, especialistas del Ministerio de Salud Pública diseñaron un proyecto de introducción de tecnologías avanzadas con vistas al diagnóstico y al tratamiento de esa enfermedad en el país.

Una de ellas es la instalación del primer ciclotrón destinado a la producción de radiofármacos para el diagnóstico por Tomografía de Emisión de Positrones, conocida por sus siglas en inglés, PET.

La tomografía por emisión de positrones es una técnica no invasiva de diagnóstico e investigación capaz de medir la actividad metabólica del cuerpo humano. Al igual que el resto de las técnicas diagnósticas en Medicina Nuclear como el SPECT, la PET se basa en detectar y analizar la distribución tridimensional que adopta en el interior del cuerpo un radiofármaco de vida media ultracorta administrado a través de una inyección intravenosa. Según qué se desee estudiar, se usan diferentes radiofármacos.

La física médica Mayka Guerrero Cancio, jefa del proyecto en este centro destacó que “después de varios años de trabajo, se hace realidad una parte importante del sueño que hemos compartido conjuntamente. Ese ha sido el resultado del esfuerzo de muchos y es un paso importante para el hermoso proyecto que pronto estará concluido y produciendo radiofármacos PET para el Sistema Nacional de Salud”.

Un rol importante del proyecto lo realiza además el Centro de Isótopos que es la principal instalación radiactiva del país y única productora de radiofármacos en Cuba.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985