Basquebolista cubana: Yamara Amargo Foto © Escambray( Ricardo López Hevia

Yamara Amargo: "Confío en que el básquet cubano regresará a la élite universal"

Este artículo es de hace 2 años

Tras aquellas legendarias jugadoras que pusieron en la cima del mundo a nuestro baloncesto; Cuba ha ido, lamentablemente, en un constante descenso en este deporte que tantos seguidores tiene en la Mayor de las Antillas.

Es indiscutible que ha habido y hay individualidades en los últimos dos lustros, y una de ellas, sin duda alguna, es Yamara Amargo, para mí de esas basquebolistas que hubiera podido jugar en cualquier escuadra en cualquier momento, incluyendo la época dorada. Cual gacela al acecho se mueve por toda la cancha, incansable, veloz, accionando como pocas sus largos brazos; jugando adentro o desde el perímetro, cuyo tiro de tres se ha hecho letal para las contrarias.

Pues bien, hoy CiberCuba conversa con esta espirituana, Licenciada en Deportes, nacida en 1985 y que tuvo a Andrés del Monte como su primer entrenador de básquet, aunque a ella le apasionaba el voleibol.

“El salto a la selección nacional se debe a mi rendimiento deportivo en Juegos Escolares y Juveniles; fíjate que aún siendo juvenil, participé en la primera categoría, jugando de tú por tú con las mejores del momento.

“Mis principales resultados los obtuve con los preparadores Celedonio, Wilfredo Fernández y Alexander Álvarez. Siempre tuve ayuda de mis compañeras, tanto del equipo como de la escuela. “En el 2002 estuve en la ESPA NACIONAL, donde mis profesores eran los experimentados Alberto Zabala, Lexano y Eduardo Polledo. Esa preparación me condujo en el 2004 a integrar la selección nacional, en la que debuté con 18 años, dirigida por Armando Acosta, Eduardo Moya, Márgaro Pedroso y Rigoberto Chávez”.

¿El baloncesto te ha colmado las expectativas teniendo en cuenta que el voly era tu preferido?

“Pues sí. Es cierto que siempre me gustó el voleibol, pero por problemas de talla no fui aceptada; es ahí cuando mi primer entrenador, Andrés del Monte, me vio talento para el básquet, deporte que había sido practicado por mi mamá Cándida Delgado, quien llegó a estar en la ESPA Nacional cuando se encontraba en el municipio capitalino de Playa, pero lo dejó todo por criarme a mí. Ella hubiera sido una excelente jugadora por lo que me cuentan.”

Posees un excelente tiro desde el perímetro; sin embargo, eres una atacadora nata, siempre adelante. ¿Qué te gusta más?

“Cuando una empieza en los deportes colectivos siempre experimentas en qué posición te desempeñas mejor; vas pasando por todas y, bueno, así terminé, siendo alera (delantera) tirando desde la larga distancia, lo que no me impide jugar cerca del aro.”

¿Has hecho un arte del tiro de 3?

“Me encanta tirar de lejos; eso suele desestabilizar al contrario. No creas que se me dan fácil esas canastas; es que entreno ese tiro todo los días.”

No me has respondido, ¿cuál es tu posición favorita?

“Si tuviera la estatura requerida, pivot; no lo dudes.”

Como cualquier amante del deporte, tienes tus ídolos, ¿cuáles son los tuyos?

“Pues, dos basquebolistas estadounidenses: Michael Jordan, por encima de todos, sin menospreciar a Lebron James.”

¿A qué crees que se debe el descenso experimentado por las cubanas en el básquet universal que, incluso en el Torneo de las Américas, clasificatorio para el Mundial, cayeron ante rivales tan débiles como Paraguay?

“Soy de la opinión (yo estaba ausente por licencia de maternidad) que las muchachas pudieron ganarle; en el último cuarto se confiaron, cometieron errores; las contrarias los aprovecharon y...” Pero, por supuesto, no se perdió solamente ante Paraguay; la actuación fue desastrosa. Entrenar en el centro nacional Cerro Pelado, sin topes, sin mujeres altas. Todo influye, más bien son todos factores determinantes. Ahora hay 18 muchachas jugando en República Dominicana. Pero ese nivel no es ni parecido al que llegamos alcanzar hace unos años. ¿Crees que nos beneficia?

“Sí, aunque la calidad no es la misma si jugáramos en China o con europeas, nos favorece porque nos sirve de preparación para los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla.

“Aquí nos enfrentamos con jugadoras que tienen el mismo nivel de las que veremos en la cita regional. Y sobre lo que me preguntas de basquebolistas altas, te puedo asegurar que sí las buscan, pero la gran mayoría de las adolescentes y jóvenes se inclinan por el voleibol.”

La mayoría de las cuales, y esto lo digo yo, se nos van después de descubiertas y entrenadas, a jugar en otros países.

¿Todo bien con la actual dirección, a pesar de los reveses?

“Creo que si la Comisión Nacional de Baloncesto y el INDER decidieron que Alberto Zabala, Eduardo Moya y Márgaro Pedroso prosigan conduciendo el conjunto, dándoles un voto de confianza, es que ellos pueden.

“Es verdad que todavía tenemos muchas deficiencias como la falta de topes y las condiciones del tabloncillo del Cerro Pelado, que no son las mejores; pero pa'lante, como dice el Apóstol 'nuestro vino es agrio pero es nuestro vino'”.

Yo cubrí, periodísticamente, mucho tiempo el baloncesto y soy de las que prefiere confiar. Zabala y sus colegas son excelentes técnicos; la dirección del Cerro Pelado trabaja en mejorar todas las instalaciones; el llevar 18 jugadoras a Dominicana fue una opción excelente tras faltar otras, por supuesto.

¿Qué pasará en Barranquilla?

“Cuba va con el objetivo de mantener su título en el área. El equipo experimentará cambios pues se han sumado varias jóvenes figuras de talento.”

A tus 33 años no pudiste ver jugar a las más grandes jugadoras de Cuba del deporte de las cestas, pero, ¿a quiénes seleccionarías para el quinteto ideal?

“¿Quinteto? No. Equipo. ¿Te parece? doña Leonor Borrel, Margarita Skeet, Yamilé Martínez, María Elena León, Milaida Enríquez, Dalia Henry, Yuliseni Soria, Lissette Castillo, Yaima Boulet Uff ¡Y unas cuántas más! En cuanto al mejor director técnico, no me inclino por ninguno.”

Ahora después de tener al niño, te reincorporaste al equipo, pero antes habías jugado en Venezuela, ¿fue así?

“Sí, en el 2015 fui contratada en Venezuela. Allí gané con el equipo Bucaneras de la Guaira, me desempeñé en varias posiciones, desde alera a pivot.

“Ahora en Dominicana juego en el club Las Murallas de San Lázaro; es un elenco nuevo donde estoy cumpliendo la misma función (ala y centro) aunque he jugado hasta de base organizadora.”

¿Qué me dices de tu familia, de tu bello bebé, de cómo te sientes tras tu regreso?

“Primeramente quiero dar gracias a la vida por darme la oportunidad y bendición de ser madre, con el apoyo incondicional de mi mamá, mi marido Juan Carlos, familiares, etc. Mi niño se llama Anthuan; tiene 1año y medio.

Escambray/ Vicente Brito

“Después, a mi entrenador Alexander Gabriel Álvarez, quien falleció recientemente, en plena madurez, tras haber logrado la medalla de oro con su equipo de Sancti Spíritus. Se puede decir que uno de los factores por los que hoy sigo jugando es él.”

¿Crees que el básquet (f) cubano levantará internacionalmente?

“Mientras haya juventud, talento, deseos de jugar y hacerlo bien; creo que sí. Faltan, como te decía, aspectos importantes, pero se han ido tomando medidas y sí, confío en que el básquet cubano regresará a la élite universal.”

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Julita Osendi

Graduada de Periodismo en la Universidad de La Habana 1977. Periodista, comentarista deportiva, locutora y realizadora de más de 80 documentales y reportajes especiales. Entre mis coberturas periodísticas más relevantes se hallan 6 Juegos Olímpicos, 6 Campeonatos Mundiales de Atletismo, 3 Clásicos

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985