Ancianos en Villa Clara Foto © CiberCuba

Lamentable estado de instituciones médicas y de otros servicios en Villa Clara

Este artículo es de hace 2 años

Por tercer fin de semana consecutivo, desde que Miguel Díaz-Canel asumiera la presidencia de Cuba, en su provincia de origen, Villa Clara, se han desarrollado chequeos sorpresivos a diferentes centros estatales, por parte de las autoridades políticas. Se trata de inspecciones similares a los que desarrollara en los años 90 el hoy gobernante, cuando fungió como primer secretario del partido comunista en el territorio.

Si bien estos chequeos ya no son sorpresivos pues se llevan a cabo todos los fines de semana en horario nocturno, lo cual pone en aviso a los infractores, aún se siguen detectando irregularidades alarmantes. El partido y el gobierno de la provincia se muestran sorprendidos, creyendo haber detectado anomalías excepcionales, cuando en realidad solo se trata de una pequeña muestra de los males que el cubano sufre de manera crónica.

Que en el hogar de ancianos número 1 de la calle San Miguel solo se disponga de cuatro pollos para decenas de internos y gran abandono desde el punto de vista constructivo; que no existan enfermeros, estetoscopios ni termómetros en hospitales como el Celestino Hernández o el Arnaldo Milián; el aumento desmedido en el número de mendigos o el cierre de las entidades sin cumplir con el horario establecido; han sido solo algunas de las situaciones detectadas en chequeos anteriores, y dadas a conocer por la prensa local.

Este lunes la emisora provincial de radio, CMHW, ofreció un resumen de lo descubierto durante el último recorrido, donde destacan las pésimas condiciones higiénicas y sanitarias del hospital psiquiátrico del reparto Antón Díaz.

El comunicado informó sobre las pésimas condiciones en el área de la cocina comedor, la inexistencia de una caja de agua o bebedero desde hace más de un año, el estado lamentable de la lavandería y la existencia de un número ínfimo de ventiladores, que no alcanzan para los pacientes hospitalizados.

También se cuestionó la reutilización de los vasos desechables en el merendero de la zona hospitalaria, establecimiento gastronómico que los santaclareños identifican como “el mosquero”.

Foto: CiberCuba

Al mismo tiempo, se detectaron violaciones de los precios topados en la feria agropecuaria; revendedores en varios puntos de la ciudad; pésimo estado de las terminales de ómnibus, y calles enteras con el alumbrado público apagado. No se revelaron grandes anomalías en las panaderías pues según la versión periodística, los objetivos a revisar ya se sabían avisados.

Lo novedoso en todo caso para el pueblo resulta que se divulguen por la prensa los resultados de las pesquisas, sobre todo porque ponen al descubierto la ingobernabilidad e ineptitud de las autoridades gubernamentales, incapaces de solucionar tales problemas. "Este coqueteo con las leyes pone en tela de juicio la verdadera institucionalidad de este país. Estos informes ya aburren, son más de lo mismo", afirmó uno de los conductores del popular espacio Radio Revista W.

La nueva moda de los chequeos pareciera ser un guiño de las actuales autoridades del territorio al presidente Miguel Díaz-Canel, quien introdujera ese peculiar modelo de inspección durante sus primeros años como primer secretario del partido en la provincia de Vila Clara.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.