Mayra Vila: "Si yo me inicié aquí, estudio y entreno aquí, tengo mis resultados aquí"

Quizás aquéllos que han tenido actitudes positivas, que han respetado su bandera, se pudiera analizar; podría estar de acuerdo, pero no masivamente" comenta la jabalinista en entrevista a CiberCuba sobre el tema de que deportistas que no están en el país puedan representar a Cuba.

CiberCuba
Jabalinista cubana Mayra Vila Foto © CiberCuba

Este artículo es de hace 3 años

La jabalina se desprende de la mano zurda de Mayra Vila, y vuela ¡vuela!, alto y profunda. El estadio capitalino Pedro Marrero se levanta ovacionándola.

La villaclareña competía en el torneo internacional Barrientos In Memoriam, luego de haber roto el récord cubano en poder de su compañera, la primera titular olímpica de Latinoamérica, María Caridad Colón.

Transcurría el año 1983. Cuba, terreno fértil para esta especialidad: la súper estrella Osleydis Menéndez, titular y recordista olímpica y mundial; la propia María Caridad, Xiomara Rivero, Sonia Bicet, Isel López; también inscribe en esa relación el de Mayra Vila, hoy metodóloga de la dirección de alto rendimiento del INDER, con atención directa a su deporte rey y al triatlón.

“Nací en Santa Clara en 1960 y siempre en mi casa imperó la disciplina, el respeto, el deseo de aprender, de estudiar. El deporte lo llevo dentro pues mi mamá, trabajadora de la Dirección de Deportes en la ciudad, me inclinaba hacia su práctica.

“A mí me gustaba el tenis, jugué incluso cancha cuando me retiré como atleta. En activo, María Caridad, Ana Núñez, ¿la recuerdas? jabalinista también y yo, echábamos tremendos pitenes cuando las tres estábamos juntas en la ESPA nacional.”

¿Y por qué no te dejaste llevar por esa pasión?

“Mi mamá me llevó de la mano al Campo Sport de mi ciudad y allí conté con el apoyo de los profesores Matamoros, Pablo Ciscal, Abelardo Montiel y Sucy, quienes acabaron de definir mi inclinación por el campo y pista.

“Tenía nueve años y competía en el cuatrialón escolar: lanzamiento de la pelota, salto de longitud, vallas y 60 lisos. Así estuve hasta los 12 años.”

¿Cómo te inclinas finalmente por la jabalina?

“Estaba en un campismo y comenzamos las niñas y los niños a tirarnos una pelota, ya sabes, el deporte nacional. Me ve un profesor y en pocos días estaba en el combinado deportivo de lanzamiento de pelota, que era la antesala de los especialistas en lanzamientos del atletismo.

“Estudié en la pre EIDE Juan Oscar Alvarado de Villa Clara. Con 12 años y ya con 13-14 lo hice en la EIDE Jorge Agustini de Cienfuegos. En esta época me decido por la jabalina; mis entrenadores eran Ana Quincose y Pedro Rivas.”

¿Cómo es el tránsito para La Habana, quién te captó?

“Pues lo hizo Ángel Salcedo, el mismo que llevó a María Caridad a la gloria olímpica. Empiezo a estudiar y practicar en la ESPA nacional que en aquel tiempo estaba en el municipio capitalino de Playa.

“No se me olvida la fecha en que empiezo a entrenar con él: 24 de agosto de 1964. Yo tenía 14 años. Pertenecíamos a la ESPA pero nos preparábamos junto a las chicas de lanzamientos del equipo nacional. Estaban, por ejemplo, la discóbola Carmen Romero, las jabalinistas Ana María González y María Antonia Beltrán; la balista Celeste Pérez.

“Al siguiente año, las mayores se fueron para el centro nacional de entrenamiento Cerro Pelado, y en la ESPA nos quedamos las jovencitas: María Caridad, Ana y yo, junto a Dionisio Quintana, quien luego fuera el entrenador de Osleydis.”

¿Cuándo comenzaste a probarte internacionalmente?

“En aquellos tiempos, viajábamos a los países del campo socialista; competíamos en certámenes ya tradicionales, además tomábamos parte en los Juegos Juveniles de la Amistad o Esperanzas Olímpicas, a los cuales acudían grandes atletas que después fueron monarcas mundiales y olímpicas.”

Eso fue como juvenil; ya de mayor, ¿en qué año entras a la selección nacional?

“Con 19 años, en 1978. En el 79 ocupo el tercer puesto en los Juegos Mundiales Universitarios desarrollados en México, y ya se empieza a hablar de mí, de mis posibilidades, mi técnica. Era zurda y eso llamaba la atención. Además tenía buena técnica, era muy fuerte y explosiva.”

Fuiste escalando y llegaste a ubicarte entre las grandes; incluso, le quiebras la marca nacional de 68 metros 40 centímetros que estableciera la Colón en los Juegos de Moscú 80.

“Eso fue en Bratislava, Checoeslovaquia, en 1983. ¡No había nadie en las gradas! Era el último evento, pero a mí no me importó. Por el contrario; así tuve un gran día. El dardo viajó hasta los 68 metros 76 centímetros. Fue tal la emoción que me retiré del estadio hacia el hotel con los pinchos puestos.”

¿Cómo acogió la Colón tu marca?

“Nosotras éramos una, ella, Ana y yo. Nos decíamos chirri las tres. Imagínate que en la ESPA competíamos con los mismos pinchos que nos había regalado una mexicana nombrada Lupe. Claro La zurda Mayra Vila ocupó el quinto lugar en el primer Campeonato del Orbe que tuvo por sede a Helsinki, Finlandia 1983; fue medallista de plata en los Centrocaribes La Habana 82 y los Panamericanos Caracas 83 (detrás de su amiga y eterna rival María Caridad Colón) y en el 1985 volvió a ser noticia con envío de 70 metros 14 centímetros.

“Soy amiga de las fechas significativas; no las olvido y aquel 14 de junio de 1985 en la competencia Papel Galgo de Madrid, España, me convertí en la primera mujer de América en sobrepasar la barrera de los 70 metros. Ahí fue que me nombraron 'la zurdita de oro' ¡Cómo para no olvidarlo!”

Me convertí en la primera mujer de América en sobrepasar la barrera de los 70 metros

Los deportistas cubanos, además de competir, estudian o bien una carrera universitaria o la profesoral de deportes (EPEF), pero Mayra Vila fue mucho más allá.

“Siempre estás con lo mismo. Yo me gradué de dos carreras universitarias siendo atleta: en 1984, de Ingeniería Agropecuaria en el ISCAH (Instituto Superior de Ciencias Agropecuarias) y en 1990, de Ingeniería en Construcción de Maquinaria en la entonces CUJAE (Ciudad Universitaria José Antonio Echevarría)”.

Y como era poco, en el 98 egresó del Instituto Superior de Cultura Física. ¡Estudiosa la muchacha! Me atrevo a asegurar que es si no el único, uno de los pocos casos en la historia del atletismo mundial.

“Siempre me gustó estudiar, saber. Me lo enseñaron de niña, lo que yo he trasmitido a mi hijo Andy, quien con 25 años defiende su tesis en la Licenciatura en Deportes este año, y también al pequeño de la familia, Walter Alejandro de dos añitos.

“No me detuve. El saber no ocupa lugar. En el 2004 defiendo la Maestría en Entrenamiento Deportivo y en el 2011, el Doctorado en Ciencias de la Cultura Física. Fui jefa técnica de la Comisión Nacional entre el 2010 y 2012. Ahora como ya te dije, soy metodóloga del alto rendimiento.”

Me detuve en tus estudios porque eres un caso muy singular, pero volvamos al atletismo. Para ti, ¿las mejores jabalinistas históricas?

“Osleidys Menéndez; Ruth Fuchs y Petra Felke, alemanas; María Caridad y Tessa Sanderson de Gran Bretaña y, claro, las que poseen las dos mejores marcas planetarias: la checa Barbora Špotáková y la rusa Mariya Abakumova.”

¿Por qué no surgen jabalinistas como ustedes? Hace tiempo, desde la retirada de Osleidys hay un vacío en la jabalina cubana femenina.

“Han surgido. Incluso, a niveles de cadetes (ya desaparecida esa categoría) y juveniles han hecho historia, pero luego no avanzan. Hemos hecho recorridos por todo el país y hemos visto prospectos que pueden llegar, pero luego no se materializan. ¡Saca tus conclusiones!”

Realmente no sé qué conclusiones voy a sacar porque en esos mismos recorridos aparecen saltadores de longitud, triplistas, martillistas, garrochistas, vallistas, especialistas en pruebas combinadas. Los seleccionan en los mismos lugares. Quizás en los entrenadores o los sistemas de preparación se hallen las respuestas, pero, por ejemplo, Dionisio Quintana que llevó a Osleidys a la cumbre, está ahí.

¿Estarías de acuerdo con que los deportistas que no están en el país puedan representarnos?

“No. No estoy de acuerdo. Fíjate, no soy ninguna fanática. Es que, ¿y los que están aquí, qué?. Si yo me inicié aquí, estudio y entreno aquí, tengo mis resultados aquí. ¿Cómo va a venir el de afuera que se prepara con mejores condiciones, a quitarles el puesto? A mí no me gustaría que me lo hicieran a mí. Por ende, no me gusta para nadie.

Quizás aquellos que han tenido actitudes positivas, que han respetado su bandera, se pudiera analizar; podría estar de acuerdo, pero no masivamente

“Quizás aquellos que han tenido actitudes positivas, que han respetado su bandera, se pudiera analizar; podría estar de acuerdo, pero no masivamente.”

Barranquilla está al doblar la esquina y el atletismo desempeña un rol prácticamente decisivo a la hora de aspirar a retener el primer lugar por naciones.

“Efectivamente, y vamos a por ello. Se han hecho bases de entrenamiento en el exterior, se ha competido internacionalmente; la pista de Camagüey, ante la reparación de las del estadio Panamericano, ha sido puesta en función de la selección nacional. Tenemos figuras que deben arrastrar a las demás, inspirar. Creo en nuestros muchachos, creo que podemos mantener la supremacía en el área y ayudar a toda la delegación a conseguir tan caro empeño”.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Julita Osendi

Graduada de Periodismo en la Universidad de La Habana 1977. Periodista, comentarista deportiva, locutora y realizadora de más de 80 documentales y reportajes especiales. Entre mis coberturas periodísticas más relevantes se hallan 6 Juegos Olímpicos, 6 Campeonatos Mundiales de Atletismo, 3 Clásicos

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba