Luis Almagro Foto © Inter-American Dialogue/Twitter

El gobierno de Cuba cree que Almagro cruzó la "línea roja" al hablar de una intervención militar en Venezuela

Este artículo es de hace 2 años

En un artículo publicado hoy en el periódico Granma, el gobierno cubano dijo que el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha "cruzado la línea roja" al afirmar públicamente que no es descartable una intervención militar contra el Gobierno de Nicolás Maduro para poner fin al sufrimiento del pueblo venezolano.

En declaraciones el pasado 14 de septiembre al diario El Tiempo, de Colombia, Almagro expresó que la OEA está comprometida con el apoyo económico al éxodo masivo de venezolanos.

"En cuánto a la intervención militar para derrocar a Nicolás Maduro, no debemos descartar ninguna opción porque definitivamente este régimen lo que está perpetrando es crímenes de lesa humanidad, de violación de derechos humanos y el sufrimiento de la gente en el éxodo inducido que esta impulsando hace que la acciones diplomáticas estén en primer lugar, pero no debemos descartar ninguna acción”, aseguró.

En el artículo que ocupa portada hoy en el nombrado medio oficialista, también se sostiene que se trata de un llamado "peligroso" y acusa a Almagro de involucrarse "con las peores causas injerencistas y proestadounidenses" "impuestas" a la OEA.

De acuerdo con las declaraciones, Almagro "se ha empleado a fondo en el plan yanqui de dividir la comunidad de naciones latinoamericanas y caribeñas (...), conspirando abiertamente contra procesos populares y de izquierda".

"Aunque más preocupante aún son los argumentos de 'democracia' y 'crisis humanitaria', que recuerdan los términos utilizados por los gobernantes norteamericanos para invadir países, bombardear ciudades, desestabilizar gobiernos y masacrar personas", dice el texto.

Además, sostiene que "hay que ponerles freno a este personaje y a sus marañas desestabilizadoras" denunciándolo ante los organismos internacionales, además de "desenmascararlo como traidor de las ideas de izquierda que un día profesó y como lo que es hoy: un empleado al que Washington utiliza en sus andanzas guerreristas".

Esta no es la primera vez que la prensa estatal cubana arremete contra Almagro, a quien las autoridades de la isla han negado dos veces la entrada cuando pretendía asistir a actos organizados en La Habana por la disidencia cubana.

"En cuanto a Almagro y la OEA, no nos sorprendemos por sus declaraciones y actos abiertamente anticubanos. En muy poco tiempo a la cabeza de esta organización, ha sido excepcional por generar -sin mandamiento alguno de los Estados miembros- una Ambiciosa agenda de autopromoción con ataques contra gobiernos progresistas como Venezuela, Bolivia y Ecuador", así decía la declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba cuando Almagro se dirigía a participar en un homenaje a Oswaldo Payá convocado por su hija Rosa María Payá.

Almagro, por su parte, ha publicado un vídeo en el que reconoce no tener que explicarse, arremete contra quienes usaron sus palabras y asegura que su mensaje no es de violencia, sino precisamente para acabar con ella y la represión.

Con información de Efe.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.