58 Serie Nacional de Béisbol | Foto © JIT
58 Serie Nacional de Béisbol | Foto © JIT

"Jamás pensé que el béisbol entrara en la categoría de hacer por hacer"

América Latina Cuba

Llevo días, más bien, semanas, tratando de darle vuelta a un comentario sobre la actual Serie Nacional de Béisbol, pero cuesta trabajo y dolor llover sobre lo mojado, hablar del descontrol, de los errores, de equipos que como Granma, flamante doble campeón nacional, y Pinar del Río, entre los cuatro grandes de todos los tiempos, equipo histórico, no puedan contar con figuras relevantes porque están cumpliendo compromisos internacionales.

Hoy, escuchando la descripción del doble juego en el “Capitán San Luis” entre Pinar e Industriales, mis queridos colegas de Radio Guamá, Julio Duarte y Ferrer Pimienta me han compulsado a retomar el tema por sus brillantes y explícitas reflexiones sobre nuestra SNB.

Ambos veteranos del micrófono en Vueltabajo se suman al criterio que sólo a verdaderos “genios” que pueden emular con el de la lámpara de Aladino, se les puede ocurrir atrasar la temporada beisbolera cubana, al punto de llevarla al angustiosamente caluroso mes de agosto, por demás meses de incesantes lluvias, en medio del habitual período ciclónico.

No ad for you

Sólo a verdaderos “genios” se les puede ocurrir atrasar la temporada beisbolera cubana, al punto de llevarla al angustiosamente caluroso mes de agosto

¿Cuántos choques han tenido que ser suspendidos, a cuántos doble juegos hemos tenido que someter a los jugadores? ¿Qué opinión tienen peloteros, mánagers, aficionados? ¿Saben?

En mi larga carrera, salvo la pelota, el básquet con su Liga Superior, los Nacionales de boxeo, por equipos y el Girón, y los torneos de lucha, levantamiento de pesas y judo, muchísimos otros deportes realizaban sus Nacionales, únicamente para decir…¡cumplimos! Se hizo el Campeonato Nacional de chiringa, empinar papalotes, patinaje sobre el agua. ¡En fin!

Jamás pensé que el béisbol entrara en la categoría de hacer por hacer. ¿Cómo calificamos entonces a realizar una primera parte de 45 partidos en medio de un tiempo ambiental nada favorable al buen desempeño de la actividad?

¿Cómo calificamos entonces a realizar una primera parte de 45 partidos en medio de un tiempo ambiental nada favorable al buen desempeño de la actividad?

Escuchaba el otro día a un colega diciendo que más menos hay un promedio de 30 mil aficionados diarios en todo el país que acude a los estadios. ¡Señores! 30 mil caben en más de cuatro parques y cuando se repleta uno como el Latino, hasta 55 mil almas respiran siguiendo el compás de sus jugadores.

A esto únanle la ausencia de los contratados en otras ligas que sí aprovechan su verano nada parecido al nuestro, como Italia y Canadá, o como la japonesa con estadios techados, acordes con su nivel y posibilidades económicas. Entre paréntesis…¡¡¡Para nada estoy en contra de los contratos!!! Todo lo contrario. Eso, además de mejoras económicas en nuestros peloteros, significa ver otro béisbol, batearle a pitchers veloces, compartir conocimientos de otros técnicos, mejorar en los sistema de pitcheo: ¡ganancia total!

Pero, ¿cómo van a querer que Alfredo Despaigne, Liván Moinelo, Frank Camilo Morejón, Yurisbel Gracial, Yordan Manduley, después de fortísimas campañas se incorporen a sus equipos en nuestra Serie Nacional, como veo que ya lo han hecho algunos?

¿Cómo van a querer que Alfredo Despaigne, Liván Moinelo, Frank Camilo Morejón, Yurisbel Gracial, Yordan Manduley se incorporen a sus equipos en nuestra Serie Nacional después de fortísimas campañas?

Dije en un anterior comentario, que apoyaba a mi compañero Yasel Porto quien solicitó un mes de descanso para el CUBA que intervino en Barranquilla. Y, ¿qué descanso hubo si en agosto comenzaba la SNB, abajo del Sol más despiadado y de las aguas más copiosas?¿Acaso son máquinas nuestros muchachos, no tienen familia, qué calor dan a sus hogares?

Urge, no tanto cambiar la estructura que creo, por el momento, satisface el espíritu provincialista, sino que la SNB retome su tiempo en el almanaque, o sea, temporada invernal como siempre fue, y cuando llegue la Serie del Caribe (de la cual seguimos sin ser miembro pleno) se suspenda el Campeonato o se siga sin los peloteros que integren la selección nacional (total, si ahora son varios cuyas ausencias influyen negativamente en sus conjuntos provinciales).

A los que se le ocurrió la brillante idea de convertir nuestra pelota en recreo del mes de agosto, les insto a que se pongan un uniforme y en medio de un mediodía o tarde, salgan a correr, batear, fildear. ¡A ver qué me dicen!

A los que se le ocurrió la brillante idea de convertir nuestra pelota en recreo del mes de agosto, les insto a que se pongan un uniforme y en medio de un mediodía o tarde, salgan a correr, batear, fildear

No es criticar por criticar; es que los sin sentidos se tienen que terminar o definitivamente se termina la pelota como deporte nacional, y eso, ¡no va a pasar, no puede pasar!

Los sin sentidos se tienen que terminar o definitivamente se termina la pelota como deporte nacional

Somos un pueblo pelotero; por mucho que pongan el fútbol de todas las ligas, no nacen futbolistas en esta Isla: nacen peloteros señores, voleibolistas, boxeadores, atletas, luchadores, pero no futbolistas.

Vamos a darle el mejor de los respiros a la pelota y así sumar 30 mil espectadores diarios, sí, pero por estadios que tengan esa capacidad; vamos a repletar las gradas de los parques beisboleros: Cuba es una mata de peloteros.

Vamos a regar la plantica para volver a tener un robusto árbol de éxitos.

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.

Julita Osendi

Graduada de Periodismo en la Universidad de La Habana 1977. Periodista, comentarista deportiva, locutora y realizadora de más de 80 documentales y reportajes especiales. Entre mis coberturas periodísticas más relevantes se hallan 6 Juegos Olímpicos, 6 Campeonatos Mundiales de Atletismo, 3 Clásicos

Comentarios

Julita Osendi

Graduada de Periodismo en la Universidad de La Habana 1977. Periodista, comentarista deportiva, locutora y realizadora de más de 80 documentales y reportajes especiales. Entre mis coberturas periodísticas más relevantes se hallan 6 Juegos Olímpicos, 6 Campeonatos Mundiales de Atletismo, 3 Clásicos

Siguiente artículo:

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.