Correos de Cuba Foto © CiberCuba

Correos de Cuba explica por qué son tan ineficientes

Este artículo es de hace 1 año

El Grupo Empresarial Correos de Cuba (GECC), es centro de críticas en la Isla ¿Por qué las demoras en los envíos? ¿Por qué las cartas que nunca llegan? ¿Por qué los paquetes muchas veces están abiertos? ¿Hasta cuándo el mal proceder de esta empresa?

Estas y muchas otras son preguntas que se hacen los cubanos que han sufrido en carne propia el mal servicio de la empresa. Tanto es así que los administrativos de dicha entidad concedieron una entrevista online al diario Granma donde estos dijeron que la ineficiencia viene por la necesidad de "grandes inversiones, que en la actualidad ni el Grupo ni el Estado pueden asumir".

Uno de los foristas preguntó: "¿Por qué abren las cartas y los paquetes… o por qué no llegan?. La respuesta no pudo ser más evasiva:

"Es una violación la apertura de la correspondencia y de los bultos postales. Para evitar irregularidades al respecto, Correos de Cuba y la Aduana General de la República crearon las oficinas de Canal Rojo, representadas en todas las provincias del país y a donde es citado el destinatario para la inspección en presencia de agentes aduanales y de Correos de Cuba". 

Otra de las preguntas fue: "¿Por qué llega hasta con dos días de retraso la prensa a quienes están suscritos a ella?", a la que respondieron, entre otras cosas, que el poligráfico habanero "posee máquinas que datan de la década de los 80 del siglo pasado, para las que ya no se fabrican piezas de repuesto". 

Además, según señalan, entra en juego "la complejidad extra de transportar los periódicos a través de distancias mucho más largas". 

Asimismo, hubo quienes estuvieron interesados en saber por qué el pago por recibir bultos fue modificado de 1.30 cup a 11.30 cup. De acuerdo con Correos de Cuba, ellos solamente cobran "por su servicio 1.30 cup. Los otros 10.00 cup son por el cobro del servicio de Aduana, según la legislación vigente".

"Sobre la estadía del envío, debemos aclararle que Correos de Cuba lo identifica como almacenaje, pues lo que establecen nuestros procedimientos es que, tras la entrega del aviso, el destinatario tiene diez días para recoger su envío. Luego de esta fecha, el cobro por el almacenaje será 0.50 cup por día", dijeron los especialistas. 

Una de las interrogantes más solicitadas fue: ¿Cuándo eliminarán el límite tan bajo en la cantidad de dinero que se puede enviar en un giro postal?

"El principal objetivo era hacerle llegar las pensiones alimenticias a los familiares. En aquel entonces se realizó un estudio que dio como resultado que el límite eran 300.00 pesos. Actualmente se han modificado las restricciones y en estos momentos se pueden realizar seis giros de 300.00 pesos a una misma persona diariamente", dijeron.

En el debate hubo espacio también para aclarar por qué existe tanta demora con la notificación del gasto de las cuentas telefónicas. 

De acuerdo con la respuesta institucional, "en la mayoría de las provincias presentamos limitaciones para cubrir las plazas de carteros, lo que genera irregularidades en el porteo de la prensa a diario". 

"¿Por qué si en los años 70 yo enviaba una carta o paquete desde Esmeralda, Camagüey a La Habana, y llegaba en una semana, ahora… 40 años después, con internet, web, correos electrónicos, etc…, le dijeron a una amiga mía en el correo del Ministerio de Comunicaciones que una carta certificada de La Habana a Santiago de Cuba demoraba de 45 días a dos meses", cuestionó uno de los usuarios.

"Hace 40 años no existía el volumen de paquetería que existe en estos momentos, nuestro transporte no tenía los más de 20 años de sobrexplotación que generan averías periódicamente... Por ejemplo, a pesar de la informatización que se ha generado en los últimos años, los procesos en nuestra planta se realizan manualmente, lo que genera atrasos".

Si miramos bien, la excusa de la institución es básicamente sobre insumos y transporte. O sea, le achacan los problemas a la falta de recursos y la inversión que necesitan ya no sólo esta, sino muchas instituciones nacionales. 

Según José Manuel Valido Rodríguez, director de Comunicación Institucional de Correos de Cuba, el problema "requiere grandes inversiones, que en la actualidad ni el Grupo ni el Estado pueden asumir. Ello, a su vez, ocasiona irregularidades directamente asociadas a la calidad de los servicios. A esto se une la obsolescencia tecnológica del equipamiento informático e insuficiencias en el sistema de transportación, especialmente en las líneas secundarias y terciarias de distribución (desde las cabeceras provinciales a las municipales y de estas, a las localidades)". 

También admitió que hay factores como "los errores, las indisciplinas, y el debilitamiento moral que conduce a casos de corrupción y hechos delictivos".

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985