Militares de Estados Unidos ponen alambres en la frontera con México Foto © Ruptly

El Pentágono rechaza que los militares construyan centros de detención para inmigrantes en la frontera

Este artículo es de hace 1 año

La tensión en la administración estadounidense sigue creciendo ante el avance de la caravana de migrantes y en las últimas horas han intensificado la seguridad en el paso fronterizo con México.

No obstante, el Pentágono rechazó que los militares construyan centros de detención para albergar a inmigrantes en la frontera, según informó Reuters.

Se trata de una petición del gobierno de Donald Trump, que ha redoblado los recursos militares contra la llegada de indocumentados procedentes de países de Centroamérica.

La semana pasada las autoridades anunciaron que miles de soldados irían a la frontera con México y desde el viernes se empezaron a instalar 300 metros de alambre de púas en el puente fronterizo de McAllen-Hidalgo-Reynosa, en Texas.

"El alambre de púas utilizado de manera apropiada puede ser una escena hermosa", afirmó Trump durante una campaña de apoyo al candidato republicano Matt Rosendale en vísperas de la celebración de las elecciones legislativas.

Precisamente la inmigración ilegal ha acaparado la atención en los comicios, que son vistos como un referéndum hacia la gestión del dirigente en sus primeros años de mandato.

Los primeros migrantes centroamericanos de la extensa caravana, que viaja rumbo a territorio estadounidense con la esperanza de buscar asilo, llegaron el domingo a Ciudad de México refugiándose temporalmente en un estadio deportivo.

"La mentalidad de todos nosotros es llegar a Estados Unidos, cumplir el sueño americano; primero confiando siempre en Dios que lo vamos a lograr pase lo que pase", dijo Mauricio Mancilla, quien viajó con su hijo de seis años desde San Pedro Sula.

Más de 1.000 centroamericanos, muchos de ellos huyendo de la violencia de las pandillas y de las dificultades económicas en sus países de origen, descansaban en el estadio donde el gobierno de la ciudad proveía asistencia médica y alimentos.

El gobierno de Estados Unidos ha presionado a México para que detenga el avance de los migrantes y el presidente Enrique Peña Nieto ha ofrecido documentos de identidad temporales y trabajos si se registran para obtener asilo en Chiapas y Oaxaca.

El arribo de la caravana también desató la preocupación entre los cubanos que se encuentran en la frontera, que temen que no les dejen entrar en Estados Unidos.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985