El tiroteo masivo en California dejó 12 personas fallecidas. Foto © Facebook

Las 12 víctimas del tiroteo en el bar de California

Este artículo es de hace 1 año

El tiroteo masivo en un bar de California este jueves dejó 12 personas sin vida y familias rotas en la ciudad Thousand Oaks, en Los Ángeles. 

Entre los fallecidos está Cody Coffman, de 22 años, cuyo padre buscó desesperadamente en vano tras enterarse del incidente, según cuentan los medios locales. "No puedo creer que esto le haya pasado a mi familia", dijo su padre. "Estoy sin palabras y con el corazón roto".

Coffman jugaba pelota, pero deseaba entrar en el Ejército de Estados Unidos, Army. Lamentablemente su sueño se ha visto truncado por Ian David Long, un exmarine de 28 años que la policía identificó como el autor del tiroteo.

"No quiero oraciones. No quiero pensamientos. Quiero que haya un control de armas y ruego a Dios para que nadie me mande más oraciones", dijo la madre de otro de los fallecidos en este tiroteo. Telemachus Orfanos, de 27 años, había sobrevivido al tiroteo de Las Vegas donde murieron 59 personas en octubre de 2017. 

"Necesitan aprobar el control de armas de forma que nadie más tenga a un hijo que no regrese a casa", dijo su madre en un sobrecogedor mensaje a los medios.   

Justin Meek, de 23 años, fue alumno de la California Lutheran University hasta el pasado mayo. Según su amigos, murió como un héroe porque saltó delante de su hermana para salvarla durante el tiroteo. "Cal Lutheran envuelve sus brazos alrededor de la familia Meek y otras familias, y alrededor de cada miembro de esta comunidad de cuidados", dijo el centro en su sitio web. Su prima pidió en Twitter que lo tuvieran en sus oraciones.

Sean Adler, de 48 años, era un padre casado y tenía dos hijos, trabajó esa noche en Borderline para ganar dinero extra, según su hermana Valarie Adler. "Sean intentó desarmar" al tirador. "Era un protector, siempre defendía a las personas", agregó a NBC Los Ángeles.

El sargento Ron Helus, de 54 años, estaba casado y tenía un hijo. "Me tengo que ir. Te amo, te llamaré más tarde", le dijo a su esposa antes de entrar, según dijo el sheriff Geoff Dean. Con 29 años de servicio en el cuerpo de policía Helus murió en el hospital después de recibir un disparo en el interior del bar. 

Alaina Housley, de 18 años, también falleció esa noche. Era estudiante de primer año de inglés en la Pepperdine University. "Las palabras no pueden describir nuestro dolor por haber perdido a nuestra hija, Alaina. Era todo lo que podíamos esperar en un niño: amable, inteligente, hermosa y respetuosa", dijeron sus padres en una carta. 

"La vida de Dan estuvo dedicada a servir a otros, durante su carrera militar y más allá", dijo el hermano de Daniel Manrique, un ex marine fallecido esa trágica noche.

Blake Dingman, de 21 años, vivía en el área de Newbury Park de Thousand Oaks. "Estábamos realmente orgullosos de él", dijo su tía abuela Janet Dingman al periódico Pasadena Star-News. Junto a él se contraba Jake Dunham, también de 21 años, con quien su padre se intentó comunicar y que también ha muerto en este nuevo caso en Estados Unidos.  

Noel Sparks, de 21 años, estudiaba en Moorpark College, informó el periódico Press Enterprise de Riverside. "Ella siempre estaba tan contenta de ayudar a los demás y satisfacer sus necesidades. Deseando haber podido pasar más tiempo con ella antes de que esto sucediera", escribió su amiga Sarah Penrose en Facebook.

Kristina Morisette, de 20 años, también murió en este tiroteo. "Vi a Kristina caminando justo antes de que sucediera ... Todavía parece un sueño", dijo una de sus amigas.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985