Joven de Miami viaja a Cuba para saber de la niña grave por accidente de tránsito en Jatibonico

La joven cubana residente en Miami ha explicado cuáles fueron las motivaciones que tuvo para dar ese paso, sin tan siquiera conocer previamente a los familiares de la pequeña.

El padre y la madrastra de la niña (i) y la pequeña Mia Keila en Cuidados Intensivos (d) Foto © Collage Captura de video America Tevé/ACN

Este artículo es de hace 2 años

Laura Minetto Fernández una joven de origen cubano que reside en Estados Unidos, recientemente viajó a Cuba para interesarse por el estado de salud de Keila Mía Rivero Hernández, la niña norteamericana de dos años que sobrevivió al accidente ocurrido en Jatibonico (Sancti Spíritus) el pasado 4 de octubre, en el que fallecieron cuatro adultos, incluyendo la madre de la pequeña.

En entrevista concedida a Juan Manuel Cao (America Tevé), Laura Minetto -quien presenta el programa Tardes con Fuste (America Tevé)- ha explicado cuáles fueron las motivaciones que tuvo para dar ese paso, sin tan siquiera conocer previamente a los familiares de la pequeña, ni tener ninguna implicación personal que no fuera el hecho de haberse conmovido por la historia.

Minetto, quien también vivió durante años en México, ha explicado que quiso saber "lo que estaba detrás de la historia", y que le interesaba saber lo que había pasado realmente.

Ha explicado que a la niña la acaban de operar por segunda vez, que tiene el "hígado destrozado", y uno de los dilemas actuales del padre de la pequeña es regresar a Estados Unidos con una menor de edad que requiere cuidados especiales.

Una vez en Cuba, la joven filmó a discreción lo que pudo y tuvo la posibilidad de conocer a Luis Miguel Rivero, padre de la menor, quien pese a vivir en Estados Unidos desde hace tres años, al conocer la noticia del siniestro se trasladó con su actual esposa, también cubana residente en Estados Unidos, para seguir de cerca la evolución de la pequeña.

El padre le explicó a Minetto que para él ha sido muy difícil ver a su hija tan mal sin poder hacer nada para ayudarla. Su esposa, por su parte, le dijo que al viajar a Cuba iba llena de esperanzas y que al ver a la pequeña se desalentó porque la vio "bien malita".

La situación continúa siendo delicada, e incluso, según lo indicado en esta entrevista, los abuelos de la niña se han visto obligados prácticamente a mudarse de La Habana para Sancti Spíritus.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba