Mosquito transmisor del dengue Foto © Mosquito / Department of Foreign Affairs and Trade

Aíslan a enfermos de dengue y zika en hospital improvisado en Santa Clara

Este artículo es de hace 1 año

“Son ciento veinte metros cuadrados por cada cubículo, veinticinco literas, cincuenta personas: ancianos, adolescentes, cabezas de familia. Los mosquiteros, sostenidos con listones de maderas”. Este es el retraro del hospital improvisado donde actualmente están albergando en la periferia de la ciudad de Santa Clara a los enfermos de zika y dengue, según un reporte de Cubanet.

El “hospital” era antiguamente la escuela de Trabajadores Sociales de Santa Clara, ahora es conocido como el “Centro de aislamiento de febriles”. A su lado, se ubica una escuela primaria.

La alimentación se caractirza por ser precaria. Una dieta a base de arroz, picadillo o mortadella y boniato, además de la escasez o inexistencia de agua fría en la instalación. Ya han sido frecuentes las protestas por los reducidos tamaños de las porciones, que dejan flamélcios a los pacientes y en ocasiones su mala elaboración han producido en los mismo enfermos padencias esotmacales.

"La gente duerme, y duermen debajo de sus mosquiteros hasta que las encargadas vociferan que llegó la hora de los análisis, y, entonces, la sangre, extraída en las mismas mesas dispuestas para comer, es llevada bien lejos, donde la analizan, porque “trabajadores sociales” es una escuela, no un hospital", explica el citado medio.

Los baños están desprovistos de agua corriente, por lo tanto, los pacientes deben cargar su propio cubo de agua. En extremo contradictorio a las indicaciones de los propios médicos quienes enfatizan que aquellos que padecen de dengue “no les hace bien hacer fuerza física”.

La visita de los familiares se organiza siempre a las 6 de la tarde y, debido a la remota ubicación de la “instalación”, un coche de alquiler desde el centro de la ciudad hasta el “hospital” puede costar 3 CUC -sin contar el regreso-.

Medios oficiales las cifras exactas de la cantidad de enfermos de zika y dengue, no obstante se cree que esta puede ser en extremo elevada, si se tiene en consideracion el número de ómnibus que llegan constantemente al edificio periferico. Muchos de los ciudadanos de la localidad ante síntomas febriles han decidido quedarse en casa y no acudir al médico, ante el temor de ser internados en este centro de aislamiento. 

 

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985