Zachary Paul Koehn Foto © Oficina del Sheriff del Condado de Chickasaw

Condenado a cadena perpetua por dejar que su bebé se pudriera en un cuarto oscuro

Este artículo es de hace 1 año

Un hombre de 29 años residente en el estado de Iowa fue condenado a cadena perpetua sin libertad condicional por el asesinato de su hijo recién nacido, el cual fue hallado en un columpio lleno de gusanos, informó la AP.

Zachary Paul Koehn, de 29 años, fue encontrado culpable de asesinato en primer grado por la muerte de Sterling Koehn, de cuatro meses de edad.

En agosto de 2017 el menor fue hallado muerto en una habitación oscura y asfixiante. La autopsia reveló que había fallecido de desnutrición, deshidratación y una infección por E. coli, causada por las heces fecales que había en el pañal que llevaba puesto, el cual atrajo moscas que pusieron huevos de los que nacieron gusanos.

El bebé permaneció así dos semanas.

“Dejó que Sterling se pudriera en esa habitación. Lo dejó allí para que muriera”, dijo el fiscal general adjunto Denise Timmins, según reveló el periódico local Des Moines Register.

Su madre, Cheyanne Harris, de 21 años, será juzgada en enero.

 

 

 

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985