Jessica Yevette Crane Foto © Oficina del Sherrif de Broward

Conductora ebria que atropelló a mujer embarazada y dos niños en Florida asegura que ella “no es un monstruo”

Este artículo es de hace 1 año

Jessica Yevette Crane, la conductora que atropelló a una mujer embarazada y a sus dos hijos, fue finalmente juzgada por una corte de Broward, luego de dos años de transcurrido el fatídico incidente.

La corte sentenció a Crane a 30 años de prisión y cinco años de libertad condicional.

Los abogados de Yevette Crane refutaron la decisión de la corte estableciendo que esta tenía problemas mentales y padecía de trastorno bipolar.

"No soy un monstruo. Yo no soy esa persona. Ni siquiera sé quién era esa persona", argumentó Crane en su defensa.

El incidente ocurrió en 2016, alrededor de  las 5 p.m.del día antes del Día de las Madres, cuando Yevette Crane aceleró en el contén cerca de University Drive golpeando a una familia que esperaba tranquilamente al bus en la parada.

La familia estaba compuesta por Michelle James, embarazada de seis meses, junto a sus dos niños, de 3 años y 6 años.

Crane fue atrapada por los testigos de la escena, quienes la persiguieron y según reportes policiales, estaba borracha. Los informes toxicológicos demostraron que tenía un contenido de alcohol de 222, 177.5 por ciento, más del límite legal.

Los niños sufrieron fracturas en las piernas y rodillas. La madre, estuvo varios días en estado grave y los médicos se vieron obligados a hacerle una cesárea para intentar salvar a la criatura. El bebé, nombrado Knight James, murió luego del cuatro días de nacido.

Todo esto, en conjunto con el historial de Crane como mala conductora -acumulación de 30 multas tan solo en el condado de Miami Dade-, repercutieron en la sentencia dictada por la Fiscalía.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985