Una de las fachadas que amanecieron marcadas este jueves en el estado de Táchira Foto © Twitter/Franklyn Duarte

El ELN amenaza de muerte a una docena de venezolanos para que no asistan a la marcha convocada por Guaidó

Este artículo es de hace 1 año

El Ejército de Liberación Nacional de Colombia ha hecho pintadas de amenaza en una docena de fachadas de casas de opositores venezolanos, con el fin de disuadirlos para que no participen en la marcha del 1 de mayo, convocada por Guaidó.

La guerrilla colombiana se dirigió contra 11 dirigentes opositores y un sacerdote del municipio Junín (estado de Táchira, fronterizo con Colombia), con la advertencia de que ellos y sus familias están sentenciados a muerte si acuden al llamado que hizo el presidente de la Asamblea Nacional.

Además de una cruz con pintura roja y las siglas escritas ELN, dejaron también un panfleto donde declaran a dirigentes de la oposición como "enemigos públicos de la revolución".

Entre los afectados está el diputado de la Asamblea Nacional, Franklyn Duarte, uno de los parlamentarios más frontales contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

"Con marcas del ELN pintaron mi casa y las de quienes me acompañan en cada actividad. Así actúan los malandros y bandidos a medianoche, intimidando y tratando de meter miedo. Se equivocan porque seguiremos trabajando como siempre lo hemos hecho", publicó el diputado en Twitter.

Duarte, informó que se encuentra en Caracas cumpliendo con su trabajo como parlamentario, y que en su casa están su esposa y sus hijos, y responsabiliza al alcalde chavista de la localidad de Rubio (en Junín), donde reside, por lo que le pueda suceder a su familia.

También han sido amenazados un sacerdote, una profesora y activista en defensa de los derechos de los ciudadanos, del Frente Amplio y del partido Acción Democrática; un excandidato de la oposición en las pasadas elecciones municipales; el prefecto del municipio, profesores universitarios, entre otros.

Táchira es la región del país que mayor éxito tuvo en las manifestaciones contra Maduro que se iniciaron en 2014. Desde entonces, los habitantes de esa región andina se convirtieron en referente de la resistencia contra el Gobierno.

El obispo del Táchira, monseñor Mario Moronta, ha respondido a las amenazas contra el sacerdote de su comunidad pastoral.

"Con estupor y gran preocupación hemos recibido la noticia (a través) de unos volantes amenazadores contra algunos ciudadanos, entre los cuales se encuentra un sacerdote, el párroco de Santa Lucía en Rubio. En dichos volantes, presuntamente firmados por el ELN, se amenaza de muerte a los en él nombrados y son declarados objetivo militares. Todo por el hecho de disentir de las políticas del Ejecutivo Nacional y sus seguidores", destacó.

Ha hecho un llamado a estar atentos y a no permitir que nos "secuestren la ya tan golpeada paz ciudadana". Advierte, además, que la Iglesia no se dejará intimidar "ni se dejará llevar por el miedo ante amenazas de ningún tipo. Al contrario, seguirá al lado de todo el pueblo, especialmente de los que más sufren".

Responsabilizó de lo que ocurra a los amenazados en el panfleto, a quienes tienen el irrenunciable deber de defender la soberanía, la vida de los ciudadanos y la convivencia pacífica de todos los venezolanos.

Medios de prensa destacan hoy que la localidad de Rubio y todo el municipio de Junín lleva tiempo invadido por grupos irregulares. El Ejército de Liberación Nacional (ELN) lleva años instalado en la zona, y la situación se ha complicado con la presencia de los llamados "colectivos", un grupo de choque en su mayoría integrado por jóvenes delincuentes.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.