Computación en Cuba | Foto © Cubadebate
Computación en Cuba | Foto © Cubadebate

Estudio revela que Cuba tiene “tropas cibernéticas” para manipular las redes sociales


Publicado el Martes, 22 Octubre, 2019 - 16:39 (GMT-4)


Cuba, Venezuela y Guatemala son los tres países del hemisferio occidental que tienen “tropas cibernéticas” dedicadas a manipular y desinformar a través de las redes sociales, según develó un estudio de la Universidad de Oxford.

El documento explora "las herramientas, capacidades, estrategias y recursos empleados por las "tropas cibernéticas" mundiales, típicamente agencias gubernamentales y partidos políticos, para influir en la opinión pública en 70 países".

El informe, titulado "The Global Disinformation Order: 2019 Global Inventory of Organized Social Media Manipulation", asegura que la manipulación organizada de las redes sociales se ha más que duplicado desde 2017, con 70 países utilizando propaganda computacional para manipular la opinión pública.

No ad for you

"En 45 democracias, los políticos y los partidos políticos han utilizado herramientas de propaganda computacional al acumular seguidores falsos o difundir medios manipulados para obtener el apoyo de los votantes", señala.

Según informó este martes el Nuevo Herald, en el caso de Cuba, “aunque el informe no dispone de datos sobre los empleados públicos dedicados al ´combate ideológico´, fuentes independientes cuentan por miles los perfiles falsos dedicados a replicar la propaganda del Partido Comunista”.

El pasado 19 de agosto, Twitter emitió un comunicado en el que avisó que los medios estatales ya no podrían promocionar informaciones en esta red social en forma de anuncios, y el 12 de septiembre suspendió las cuentas de los principales medios oficialistas cubanos que seguían la intervención de Miguel Díaz-Canel en televisión por la propaganda masiva del régimen.

En cuanto a Venezuela, el estudio arribó a que detrás del engranaje de desinformación que vive el país está el régimen de Nicolás Maduro, el cual ha utilizado la red social Twitter para expandir su propaganda política, según el informe.

"En 26 estados autoritarios, las entidades gubernamentales han utilizado la propaganda computacional como herramienta de control de la información para suprimir la opinión pública y la libertad de prensa, desacreditar las críticas y las voces opositoras, y ahogar la disidencia política", sostienen.

En cuanto a China, el estudio dice que se ha convertido en un jugador importante en el orden mundial de desinformación, utilizando plataformas de redes sociales para dirigirse a audiencias internacionales con desinformación.

"Facebook sigue siendo la plataforma elegida para la manipulación de las redes sociales, con evidencia de campañas organizadas formalmente en 56 países", afirman.

Asimismo, en 47 países se utilizaron trolls patrocinados por el estado para atacar a opositores políticos o activistas en 2019, en comparación con 27 países en 2018.

Por su parte Philip Howard, director del Instituto de Internet de la Universidad de Oxford y promotor del estudio, dijo: “La manipulación de la opinión pública en las redes sociales sigue siendo una amenaza crítica para la democracia, ya que la propaganda computacional se convierte en una parte dominante de la vida cotidiana".

Agregó además que "las agencias gubernamentales y los partidos políticos de todo el mundo están utilizando las redes sociales para difundir la desinformación y otras formas de medios manipulados. Aunque la propaganda siempre ha sido parte de la política, el amplio alcance de estas campañas plantea preocupaciones críticas para la democracia moderna".

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Siguiente artículo:

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.