Universidad de Oriente en Cuba | Foto © ACN / Miguel Rubiera Jústiz
Universidad de Oriente en Cuba | Foto © ACN / Miguel Rubiera Jústiz

Amenazan a universitarios y trabajadores en Santiago de Cuba si no cumplen medidas de ahorro energético


Publicado el Viernes, 25 Octubre, 2019 - 08:20 (GMT-4)


Los alumnos de la Universidad de Oriente recibieron en días recientes un documento para firmar, donde deben comprometerse a cumplir el reglamento estudiantil, que expresamente prohíbe el uso en las residencias universitarias de equipos de alto consumo energético como calentadores, hornillas eléctricas, entre otros.

Tal disposición forma parte de un paquete de medidas desesperadas que aplica ese centro de la enseñanza superior para no suspender las clases por tiempo indefinido; de no acatarlas, el estudiante podría ser expulsado.

Copia del reglamento estudiantil en cuestión / CiberCuba

En varios espacios de ese centro de la educación superior se ha reiterado la disposición y aunque se aclara que la expulsión sería sólo de la residencia universitaria, no así de las aulas, en la práctica sería casi lo mismo pues en la urbe un alquiler no baja de los 20 CUC al mes, un gasto casi imposible de asumir por un cubano de a pie, más si es un estudiante.

No ad for you
Copia del reglamento estudiantil en cuestión / CiberCuba

La prohibición de usar equipos eléctricos en la beca, aunque recogida en el reglamento estudiantil, siempre ha sido ignorada tanto por alumnos como personal administrativo, pues cocinar en la residencia ha sido la única manera que han encontrado los alumnos de hacer más llevadera la vida en estos lugares, caracterizados por la mala elaboración de los alimentos y raciones poco generosas.

Carteles por doquier reiteran, hasta el cansancio, la controvertida orden, como si no fuera suficiente con el panfleto que se le entrega a cada nuevo becado, llamado “Acta de Compromiso para el Uso y Disfrute de la Residencia Estudiantil”, y la firma de un compromiso de acatarla.

El mismo documento que se le entrega a cada nuevo becado, un resumen de las resoluciones 34 y 38 del año 2000, del Ministerio de Educación Superior, donde se prohíbe el uso de calentadores de agua y hornillas eléctricas, no alude, en cambio, a otros efectos electrodomésticos, como los mini bares o refrigeradores, cuyo uso también está siendo vetado.

Paralelamente, en varias entidades del Estado se ha informado de severas sanciones contra el trabajador que deje encendida una luz, una computadora o cualquier equipo electrodoméstico del centro al que pertenezca, en el horario de once de la mañana a una de la tarde, o una vez concluido el horario laboral.

En caso de ser cuadro del PCC o directivo, las sanciones podrían ser mucho más severas, según se ha explicado; también que sería analizado en las organizaciones políticas en caso de ser un miembro.

Multas de más de 1.500 pesos y expulsión del centro laboral son las sanciones a las que se podría enfrentar un trabajador en caso de incumplir estas directrices.

Si, además, se demuestra que el trabajador está vinculado al desvío de combustible, los 'castigos' podrían ser los más severos como ocurre en situaciones como la actual cuando las sanciones se convierten en aleccionadoras muestras ejemplarizantes.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Siguiente artículo:

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.