Edificio en ruina Foto © CiberCuba

La Habana, el 500 aniversario de una ciudad en ruinas

Este artículo es de hace 1 año

El 16 de noviembre La Habana cumple 500 años de fundada. La Dictadura Cubana lleva un año cantando su belleza a los cuatro vientos, restaurando parte de su valioso patrimonio y haciendo loas de sus esfuerzos por preservar cinco siglos de historia.

Sin embargo, los cubanos que cada día caminan sus calles, los que compran el pan por la libreta y forran con periódicos los libros de sus hijos, se levantarán para ir a trabajar como un día más y en silencio, muy en sus adentros, sabrán que festejan sobre ruinas.

La Habana se cae a pedazos, aunque algunos pocos edificios vuelvan a brillar como no pasaba en 6 décadas. Todos los cubanos saben que La Habana se deshace un poco cada día. 

Basta doblar cualquier esquina para descubrir el verdadero rostro de la ciudad. Vetustas ruinas habitadas por gente que se contenta cada vez con menos; edificios residenciales que parecen a punto de caerse; balcones incompletos que penden del cielo; rejas multicolores que pretenden salvar a los dueños de ser atacados por sí mismos.

Las casas que otrora fueran mansiones señoriales sobreviven convertidas en oscuras ciudadelas. Sus solares están llenos de barbacoas estrechas donde la gente se agolpa con sus miserias. 

Poco queda de la gloria de antaño. Una ciudad cuyos cines languidecen, mientras la calle se convierte en el escenario popular desmedido de los habaneros. 

Las ruinas de la ciudad y su basura dominan el paisaje de La Habana, en una realidad que de tanto vivirla, la gente comienza a aceptar como algo natural.

La Habana se pasea por la calle como si no hubiera aceras porque, aunque están, no se puede andar por ellas.

Caminemos por la Calzada de Jesús del Monte, Zanja, Neptuno o Reina. Juguemos a mirar de soslayo tras las ventanas abiertas. Quiero mostrarte los rostros ajados de gente que espera un milagro que no llega.

La Dictadura Cubana este año tuvo que invertir un poco en restaurar las ruinas de La Habana o ¿qué diría el mundo cuando a sus 500 años la viera?

El 16 de noviembre se encenderán las luces de la ciudad total. Los cubanos pondrán la televisión y verán una Habana que resurge como el ave fénix. En sus hogares nada habrá cambiado, pero la cúpula del Capitolio brillará como una estrella.

Todos se irán a la cama convencidos de que viven en la ciudad más bella.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba