Bruno Rodríguez, canciller cubano, y Mike Pompeo, secretario de Estado de EE.UU. Foto © Cubasí / Gobierno EE.UU.

Cuba acusa a la embajada norteamericana en La Habana de injerencia e ilegalidades

Cuba acusó este martes a Estados Unidos de injerencia en sus asuntos internos y de promover actividades ilícitas para "atentar contra el orden constitucional", en una declaración del canciller Bruno Rodríguez Parrilla, que acusó a los diplomáticos norteamericanos en La Habana de violar la Convención de Viena y los acuerdos bilaterales de restablecimiento de relaciones, en 2014.

En un mensaje de Twitter, Rodríguez considera que los diplomáticos estadounidenses radicados en la isla incumplen, además, leyes cubanas y estadounidenses.

En un segundo twitt, el Ministro de Relaciones Exteriores acusa al secretario de Estado, Mike Pompeo, de incitar a la Embajada de La Habana "a intervenir en los asuntos internos" de Cuba, algo que, asegura, no permitirán.

Las declaraciones de Rodríguez se produjeron luego de que un funcionario del Departamento de Estado manifestara  que los diplomáticos norteamericanos en Cuba se reúnen con defensores de derechos humanos en la isla, de la misma manera que lo hacen en otras partes del mundo. 

“De esta manera, (los diplomáticos norteamericanos) cumplen con la misión del presidente (Trump) de defender los derechos humanos y promover la causa de la democracia en Cuba”, aseguró el funcionario, en declaraciones a CiberCuba.

La tensión verbal entre La Habana y Washington ocurrió luego de que fueran publicadas en el periódico Granma una declaración oficial, sobre la detención del opositor José Daniel Ferrer. En ese texto,  se asegura que el maltrato físico y la tortura a Ferrer  "son puras mentiras deliberadamente concebidas y orientadas por el gobierno de Estados Unidos".

El propio secretario de Estado Mike Pompeo no demoró en responder, recordándole a las autoridades cubanas que el embajador de la isla en Washington "disfruta de una libertad de expresión en EE.UU. que no tienen los cubanos en su país".

También respaldó el desempeño de la Encargada de Negocios de Estados Unidos, Mara Tekach, y del equipo de diplomáticos de la misión en Cuba, a la vez que calificaba los ataques del gobierno de la isla como un intento para "distraer a la comunidad internacional por su trato abominable al pueblo cubano".

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985