El ministro de Salud Pública, José Ángel Portal, junto a médicos cubanos en La Habana Foto © Granma/José Manuel Correa

Declaración del Minrex culpa a Estados Unidos del cese de programas de salud en Brasil, Ecuador y Bolivia

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba ha culpado directamente a Estados Unidos del cese de los programas de salud en Brasil, Ecuador y Bolivia.

En una extensa declaración, el Minrex ha acusado a senadores y congresistas "asociados a la mafia anticubana de la Florida" y al Departamento de Estado, de una “intensa e injuriosa campaña” contra la colaboración médica cubana que, según precisa, habría estado combinada con presiones contra los países receptores de los convenios de salud.

El gobierno cubano se ha defendido nuevamente de las acusaciones de “esclavitud moderna” y “trata de personas", y critica el intento de restablecer el “Programa de Parole para Profesionales Médicos Cubanos”, al que acusa de sabotear los acuerdos bilaterales firmados con terceros países, y de “despojarnos de recursos humanos altamente calificados”.

Como hitos fundamentales de la presunta “cruzada” contra los convenios médicos cubanos en el extranjero, el Minrex cita la Conferencia de la OEA sobre los crímenes de lesa humanidad cometidos por Cuba, en relación con la cooperación médica cubana en el exterior, en mayo de 2019; el Informe sobre la Trata de Personas 2019 del Departamento de Estado, y la restricción de visas a funcionarios cubanos vinculados con las misiones médicas.

BRASIL

El documento tilda de “fascista y servil” al presidente brasileño, Jair Bolsonaro, de quien dice que “denigró y expulsó factualmente” a los médicos de la Isla, lo que le habría permitido “mostrarse complaciente” con el gobierno de EE.UU.

La declaración califica de “calumnia” que las brigadas médicas cubanas en Venezuela son “tropas militares”, y acusa a Bolsonaro de “repetirlo como un papagayo” en la Asamblea General de la ONU.

ECUADOR

En lo que respecta a Ecuador, el documento indica que en mayo la Embajada de Estados Unidos en Ecuador reclamó a altos funcionarios del gobierno de ese país información detallada sobre los convenios y los servicios de los médicos cubanos, lo que desembocó, cinco meses después, en el cierre inmediato, alegando razones económicas.

El Minrex niega que cubanos asociados a los convenios de cooperación participaran en las protestas sociales de ese país, y que "ni un solo pasaporte oficial o diplomático fue indebidamente utilizado".   

BOLIVIA

En su amplio catálogo de desmentidos, el Minrex señala a la Embajada de Estados Unidos en La Paz, a la que acusa de haber instigado y participado directamente “en acciones hostiles de fuerzas policiales y, sorprendentemente de bomberos, contra los cooperantes cubanos”.

Alude a 26 incidentes graves contra los cooperantes, entre ellos registros a personas, pertenencias y domicilios, acusaciones falsas y "la detención temporal arbitraria de 50 colaboradores de la salud, 4 de ellos por varios días".

Sobre los salarios pagados al gobierno cubano por los servicios médicos, el Minrex afirma que se “exagera descaradamente el monto de los estipendios de los especialistas médicos cubanos, en realidad inferior al de los médicos generales bolivianos; y oculta que Cuba no recibió un centavo de beneficio de esta cooperación”.

Sobre la cifra real de médicos, indica que la Brigada Médica Cubana en Bolivia estaba compuesta por 406 médicos de 32 especialidades, además de 258 licenciados en tecnologías de la salud.

El documento añade que “los técnicos y profesionales cubanos que participan en esos programas lo hacen absolutamente de manera libre y voluntaria”, y que “durante el cumplimiento de su misión, continúan recibiendo íntegramente su salario en Cuba y disponen, además, de un estipendio en el país de destino, junto a otras prestaciones”.

En cuanto al dinero que quita a los médicos cubanos que están de misión, lo califica de “aporte justo y totalmente legítimo para el financiamiento, la sostenibilidad y el desarrollo del sistema de salud masivo y gratuito, accesible a todos los cubanos”.

La declaración -convertida en un largo catálogo de justificaciones y desmentidos- concluye definiendo el acceso a la salud como “un derecho humano”, al tiempo que califica la actitud de Estados Unidos de “acto infame y criminal contra los pueblos necesitados de asistencia médica”.

"La respuesta de Cuba es firme: continuaremos salvando vidas y procurando la salud y el bienestar por el mundo, al límite de nuestras posibilidades, donde quiera que se nos solicite”, concluye el alegato del Minrex.

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.