Proyecto Iris Foto © Facebook / Katterine Bravo

Cubana tatuará gratuitamente a mujeres con cáncer de mama

Se llama Katterine Bravo, vive en la ciudad de Santiago de Cuba e impulsa el proyecto Iris, una iniciativa que pretende, con arte tatuado en la piel, devolver la sonrisa a todas las mujeres que lleven en su cuerpo las huellas de la lucha contra el cáncer de mama.  

“Queremos devolverle la confianza en ellas, demostrarles que son bellas, pues todas las mujeres son bellas, y una cicatriz no les resta nada. Pretendo demostrarles que con amor incluso una cicatriz puede convertirse en algo muy hermoso que se lleva con orgullo. Una cicatriz por una radical de mama es una batalla ganada por la vida. De eso trata, de convertir algo aparentemente feo en bello, y llevarlo con orgullo”, comenta Bravo.

Desde su estudio Cassiopeia, en la calle Barnada, en el centro de la ciudad de Santiago de Cuba, ella promete personalizar un tatuaje a toda fémina que llegue con una cicatriz producto de la batalla contra el cáncer.

Sólo exige una condición bastante justa: “que traigan un papel del médico en el cual se plasme que no existe ningún riesgo para la salud el hecho de hacerse un tatuaje, ya sea porque esté en tratamiento o por cualquier otra razón. Solo eso, un papel que diga que se puede hacer un tatuaje”.

Esta joven artista, que a pesar de su corta edad ya tiene más de siete años de experiencia, asume el reto de hacerle, gratuitamente, un tatuaje a cuanta mujer llegue a su estudio y no solo aquella que tenga una cicatriz por el cáncer de mama: “también las que tengan en su vientre la cicatriz por el hecho de dar a luz a un niño o niña”.

El proyecto iris lo desarrollan de conjunto Katterine Bravo junto a su pareja en la vida, con Katterine Jústiz.

Esta última cuenta que “de una historia personal con una vecina, nació la idea de crear el proyecto Iris, de la fortaleza de esa mujer que, a pesar de estar invadida por el cáncer con metástasis en varios lugares de su cuerpo, no le coge miedo a la vida. Es admirable que no deja de vivir, de luchar por ese milagro que es la vida, ella nos inspiró para desarrollar esta idea, por verla querer comerse el mundo, por ella y por su pequeña hija, y eso es admirable. El proyecto se llama Iris por el lirio, una flor delicada y bella y fuerte a la vez, en otros lugares del mundo al lirio se le llama Iris”.

Ambas hoy dan los primeros pasos de un proyecto que, aunque ya está abierto a todas las interesadas, sigue siendo una idea nueva que necesita manos amigas que le apoyen, más cuando hasta el momento se sustenta sólo del incentivo personal, completamente privado, de dos féminas de darle apoyo a las mujeres en su lucha contra el cáncer.

El proyecto Iris, que impulsan Katterine Bravo y Katterine Jústiz, en la ciudad de Santiago de Cuba, vendría a ser otra alternativa para darle aliento a esas féminas que luchan contra el cáncer, con la novedad de ser completamente impulsada por dos jóvenes emprendedoras y valientes féminas, desde la iniciativa privada y completamente altruista.  

Archivado en:

José Roberto Loo Vázquez

Periodista de graduación, y fotógrafo de pasión, dos historias que se entremezclan y atrevidamente me hacen llamarme fotoreportero. Si sumamos mi amor, por la ciudad de Santiago de Cuba, no es difícil entender mi preferencia: fotoreportero que gusta resaltar su urbe natal, la “tierra caliente”.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.