Oficina de venta de calentadores solares | Foto © Agencia Cubana de Noticias/ Geidy Antón González

Venta de calentadores solares se extiende a más provincias tras poco éxito en La Habana


Publicado el Domingo, 22 Diciembre, 2019 - 11:13 (GMT-4)


El gobierno cubano continúa la comercialización de calentadores solares al sector residencial, la cual comenzó en septiembre en la capital y se ha extendido a cinco provincias más, incluido también el territorio pinareño, que se incorporó el pasado lunes.

Ello resulta cuanto menos curioso, pues en un inicio se informó que la venta de estos equipos constituiría “un experimento, por el término de un año en la provincia de La Habana”, según la resolución No. 100 de 2019 del Ministerio de Energía y Minas, publicada en la Gaceta Oficial.

Los calentadores solares son muy útiles en un país con abundante sol como Cuba, pues convierten la energía radiante del astro en calor, el cual se emplea para elevar la temperatura del agua, por ejemplo, sin necesidad de consumir gas o electricidad.

No ad for you

Cuando comenzó el experimento, la prensa oficialista repetía hasta la saciedad que los equipos estaban basados en una tecnología amigable con el medio ambiente y aplicada con éxito a nivel internacional, que contribuirían al alivio y la demanda de corriente y gas de la población, así como al incremento de la eficiencia energética en el país.

Según un artículo de la revista especializada Juventud Técnica, los calentadores antes de salir al mercado fueron sometidos a estudios en la Isla de la Juventud. Allí se demostró que con unas 126 unidades se puede ahorrar hasta 20 kilowatts por hora al mes, según reveló Erdey Cañete Tejas, director adjunto de la Oficina Nacional para el Control del Uso Racional de la Energía (ONURE).

Esa entidad es la encargada de monitorear el impacto de estas tecnologías por parte de la población, lo cual permitiría en el futuro extender su venta al resto del país con una producción mayor.

Sin embargo, y pese a que este programa se enmarca dentro de la estrategia del gobierno de favorecer el uso de fuentes renovables de energía, el precio de 2 945 pesos fijado a estos dispositivos es cuanto menos desestimulante en un país donde el salario medio en 2018 era de 31 dólares al mes. Incluso después de la subida salarial en el sector presupuestado, un cubano necesitaría dedicar más de dos meses completos para poder acceder a ellos.

A esa cantidad se suman otros 181 pesos por la instalación y el montaje, además de 181 pesos en caso de reparación y 197 pesos por el mantenimiento complejo.

Ello puede haber influido en que a siete semanas de iniciada su comercialización, solo se habían vendido 551 equipos en La Habana, adonde se habían destinado 7 000 unidades. El no cumplimiento de las expectativas podría haber motivado a extender la venta a otras provincias más rápido de lo planificado inicialmente.

Los calentadores cubanos son fabricados por la Empresa de Refrigeración, Calderas y Medios de Pesaje y comercializados por la Corporación Copextel S.A., que también brinda servicios de mantenimiento y reparación.

Tienen una capacidad de 90 litros de agua y tras ser expuestos durante al menos seis horas a los rayos solares, entregan un promedio de 160 litros diarios a una temperatura de 45 grados Celsius aproximadamente, aunque esta puede llegar a alcanzar los 70 grados, explicó Erdey Cañete Tejas, de la ONURE, en una entrevista al diario Granma.

Esa cantidad es útil para la realización de tareas domésticas de una casa donde residan cuatro personas y haya un consumo racional del agua.

Los expertos estiman que con un solo aparato se puede ahorrar hasta 40 kw/hora al mes, solo por concepto de calentamiento de agua, y sobre los 30 kw/hora si esa agua se utiliza también en el precalentamiento de los alimentos. Es decir, que podrían ahorrarse entre 60 y 70 kw/hora como promedio mensual.

Pero además de su alto precio, otras contingencias podrían lastrar la implementación del proyecto a una escala superior. Un reportaje del semanario Invasor, de Ciego de Ávila, relata que a esa provincia se le asignaron 400 equipos, de los cuales constaban 70 en los almacenes. Solo el primer día se vendieron 15 equipos.

Sin embargo, según Yohanys Rodríguez Milián, gerente general de Copextel en el territorio, no existe una logística que permita desplegarse a los otros municipios, con excepción de Morón, donde está la fábrica productora Rensol.

Otra limitante es la escasez de combustible, que pudiera afectar la visita del personal calificado de Copextel a los hogares para valorar si poseen las condiciones exigidas en la instalación del calentador, precisó María del Carmen Figueredo, gestora de comunicación de la entidad.

No es solo una cuestión de dinero. Para la colocación del equipo hay que tener en cuenta la resistencia estructural de la placa, que debe ser capaz de soportar un peso mayor de 100 kilos por metro cuadrado, pues el calentador pesa 125 kilos. Además, el suministrador de agua al calentador debe tener como mínimo una altura de dos metros.

En los primeros dos meses de comenzada la venta, fueron cancelados 38 servicios de instalación en La Habana, “porque los clientes han dicho que tienen las condiciones, pero cuando van los técnicos no es así”, reveló Cañete Tejas en noviembre.

El funcionario agregó que se trabajaba en soluciones técnicas para los principales problemas detectados en relación con los requisitos de instalación, por ejemplo, la altura del tanque.

“Para la compra del equipo, el cliente debe llevar, además de su carné de identidad, el aviso de consumo o recibo de electricidad. Este último es el que nos permitirá monitorear y registrar el ahorro energético real que se produce en el sector residencial en la capital”, concluyó.

Necesitamos tu ayuda:

Como ha sucedido en todas las esferas de la vida económica, los ingresos derivados de publicidad en Internet se han reducido considerablemente por la crisis del coronavirus. En CiberCuba estamos solicitando tu ayuda para mantener una cobertura noticiosa independiente sobre el acontecer cubano en momentos en que la información inmediata, transparente y abarcadora es una necesidad de primer orden para orientarnos y tomar las decisiones más acertadas para el bienestar y protección de nuestras familias y seres queridos. Por eso, cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para la continuidad y el futuro de nuestro diario. Gracias.

Enviar ayuda

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.