Cartel del cortometraje | Foto © Cortesía del autor
Cartel del cortometraje | Foto © Cortesía del autor

Memoria del exilio: Breves palabras para un miniestreno


Publicado el Domingo, 5 Enero, 2020 - 09:48 (GMT-4)


* Como auto regalo de cumple, de residencia permanente, o de inicios de año.

----------

PARA VER EL CORTO PUEDE VISITAR MI CANAL DE YOUTUBE CON MI NOMBRE Y APELLIDOS COMPLETOS O PINCHAR AQUÍ 

No ad for you

DE PASO, POR FAVOR, SUSCRÍBASE, PINCHANDO LA CAMPANITA.

NO DUELE Y AYUDA A UN ARTISTA.

CUBANO.

----------

Esta nueva entrega de MICRO CINEMA, debió “salir al aire”, o “hacerse luz” hace un tiempo.

Casi, dos años. *

* Intenté de que me lo interpretaran actrices y cantantes, pero - por hache, o por be - me convencí de que debía terminar haciéndolo yo mismo. Entre la laptop, el teléfono, mi irreverencia y algunas horas de empeño.

Cuando la diva assoluta aún vivía.  

Pretendía ser un obsequio, suerte de panegírico, encomio, alabanza, o elogio.

Y crítica a la sinrazón ciega, también.

¿Por qué no?

Y por supuesto. *

* Como aquella en la que le hicieron una foto, leyendo el Granma - madre mía, una invidente - para demostrar que seguía viva. ¿La habrán enterrado con sus gafas? Porque, fuera de la gran escena, esos lentones negros inmensos, eran parte irrenunciable de ella.

Pero, cuando demostró, con su partida física, que el ser humano es propenso a morir, se perpetuó, para siempre, su legado, mito y memoria*

* Acorde a un plan urdido y tejido, con minuciosidad, durante largos años de mandatos, creaciones y un amplio despliegue de talento, negociaciones, suerte y arbitrariedades.

Y nos instaló la duda de si lanzarlo al ruedo, o no. Recelo que, a continuación, expongo.

ENTRÉE ET PAS DE DEUX.

Alicia Ernestina Martínez del Hoyo no nació Alonso. *

* Por otro lado, es de agradecer su apropiación pues, se hubiese escuchado espantoso el decir: ¡Hoy vamos a ver a Ernestina Martínez bailar en el Lorca! O, el Gran Teatro Ernestina Martínez, presenta…

Como todo a su alrededor, el mito fue delante de su historia.

Cada milésima de segundo fue aprovechada para bordar su leyenda. *

* Aprendió - ipso facto - del capitalismo que “lo que no se anuncia, no se vende”

Todo le valió en su magno arduo encumbrado empeño. *

* La zapatilla ensangrentada, el crítico rendido a sus pies, la tiara maldita enviada por su rival, la pérdida de la visión, el triunfo sorpresivo, etcétera, etcétera, etcétera. Los exactos ingredientes que pueden encontrarse en una telenovela mexicana.

Lo mismo una sustitución a última hora - habiéndose aprendido los pasos de memoria, durante mucho tiempo, de su ballet favorito - que una adhesión al gobierno de turno. *

* Protestó contra Batista cuando le suspendió la subvención del gobierno, pero, antes, había bailado para él. Y al diablo mismo, le hubiese danzado con tal de epatar. Como corresponde, toca y sienta a cada estrellanga.

Y brilló, sin lugar a dudas.

Se impuso a su inoportuna creciente ceguera con una férrea visión de futuro. *

* Por mas que, para ello, echase lodo, ensombreciendo el fulgor de su merecida - por peleada - gloria.

Se hizo a sí misma, estrella, escuela, estilo, perfume, gran teatro, cátedra y será raro si a la calle Calzada no le ponen su nombre.

O al Malecón habanero.

Fue grande GRANDE.

Ella y solo ella. *

* ¡Yo bailo mejor que yo! (fragmento de un anterior MICRO CINEMA: VARIACIÓN DE GISELLE)

VARIACIONES.

Si bien puede vislumbrarse algo en los materiales que quedan de archivo, a mí tocó conocerla en su empecinado declive.

Verla bailar, en vivo, era estar pensando - cada vez que salía a escena - que se iba a caer. Que esa iba a ser la última función en la que la veríamos, finalmente, fallecer, como a ella le hubiese gustado. *

* En pleno show, en el escenario y al final del primer acto.

Debo aclarar, para mi gusto, ya mayor y fea. *

* Tiesa, impertérrita, lejana y ya totalmente encerrada en su alcanzada grandeza.

Llegó el momento en que no danzaba, sino que la sostenían. *

* A más de un bailarín le vi perder la compostura en aras de salvarle de una estrepitosa caída.

Por otro lado, me resultaba admirable el saberle bailar a oscuras y el hacerlo, todavía, a la edad que tenía mi abuela. *

* Que no levantaba el pie más que para subir algún pequeño escalón.

Generaciones de acompañantes - o, adversarios - pasaron por su impronta.

¡Y se los bailó a todos! *

* Como la cieguita Oichi.

Dio cuchilla a tutiplén.

Su talento le debe mucho a Fernando y Alberto. *

* A quienes llegó a minimizar y hubo un tiempo en que intentó opacar

Fue el segundo poder absoluto en nuestra infortunada tierra. *

* Solo porque Fidel no bailaba y el ballet le interesaba mucho menos que la pelota, o el boxeo.

“El sol tiene muchas manchas, los agradecidos solo ven su luz” - repetirán algunos evocando al Apóstol.

Puedo agregar: “perdiendo así la posibilidad de indagar por qué está manchado y hacer algo al respecto para que brille más, mejor y para todos”.

CODA.

Este es el primero de un tríptico en desarrollo sobre nuestro ballet nacional. *

* Que completan los cortos: ODETTE A LA CARTE y AZÚCAR ABANICANDO. Y que, espero, sean estrenados, por esta misma vía, próximamente.

Conozco cierta “técnica” de algunos bailarines, de aprenderse la coreografía usando frases, para justificar sus pasos, como si fuese una simple cantinela.

De ahí brotó esta suerte de ballet karaoke, o bailete para ser cantado.

Espero no ofender, ni irrespetar con esta irreverencia a su memoria. *  Nada más lejos - ni más cercano, tampoco - a nuestro propósito inicial.

* Me gusta pensar que - de haberlo podido conocer - a ella le habría gustado.

OVACIÓN Y REVERENCIAS.

No puedo dedicárselo, esta vez, a mi dilecto correligionario, Carlos Ferrera - tal y como quisiera - en esta mutua relación de amor-rechazo que compartimos hacia la prima ballerina.

Aunque él ha sido el perfecto corifeo para este desvarío.

Gracias, de igual modo.

Mas, ella eclipsa - o su willi, o su fantasma - cualquier otro intento posible de crédito. *

* “Detrás de mí, el cuerpo de baile” (también MICRO CINEMA: VARIACIÓN DE GISELLE)

----------

REPETIMOS:

PARA VER EL CORTO PUEDE VISITAR MI CANAL DE YOUTUBE CON MI NOMBRE Y APELLIDOS COMPLETOS O PINCHAR AQUÍ:

DE PASO, POR FAVOR, SUSCRÍBASE, PINCHANDO LA CAMPANITA.

NO DUELE Y AYUDA A UN ARTISTA.

CUBANO.

----------

NOTA LOCA, DE ÚLTIMA HORA, AL PROGRAMA DE MANO:

Solo espero que, en el más allá, la muy cabrona no le esté enseñando a Fidel Castro, la técnica para salir de la tumba, que ella practicó tantas veces, e hizo célebre durante mucho tiempo.

¡Porque un TERCER ACTO de lo mismo - en continuidad con lo mismo - sería la debacle!

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.

Contribuye con CiberCuba

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Juan Carlos Cremata Malberti

Director de cine y guionista cubano. Se graduó en 1986 de Teatrología y Dramaturgia, en el Instituto Superior de Arte (ISA) de La Habana, posteriormente cursó estudios en la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños graduándose en 1990.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Juan Carlos Cremata Malberti

Director de cine y guionista cubano. Se graduó en 1986 de Teatrología y Dramaturgia, en el Instituto Superior de Arte (ISA) de La Habana, posteriormente cursó estudios en la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños graduándose en 1990.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.