Papá Noel en el Día de Reyes Foto © Facebook / Glenda Boza Ibarra y Henry Constantin

La celebración del Día de Reyes en Cuba no ha muerto

Este artículo es de hace 1 año

Celebrar el Día de Reyes es una tradición religiosa que en Cuba llegó a considerarse extinta, pero las imágenes difundidas en las redes sociales demuestran todo lo contrario.

En los videos se puede ver a muchos niños abrir las puertas de sus hogares a los Tres Reyes Magos, o a Santa Claus (de la tradición americana).

La mezcla de diferentes tradiciones (Papá Noel, la Navidad y los Reyes Magos) permitió que en Cienfuegos más de mil niños tuvieran un regalo, asegura en su cuenta de Facebook Glenda Boza Ibarra.

"Hoy fue dura la faena, ¡tantos juguetes para regalar!, porque amigos, vecinos y hasta desconocidos se unieron para ayudarlo a repartir sonrisas a los niños, que es como repartirles esperanza", aseguró la cienfueguera.

Papá Noel en un coche tirado por caballos es una versión criolla de ese señor que llega en Navidad con regalos, pero que se permitió atrasar su viaje unos días para no olvidar a los pequeños de un barrio habanero y aunque suplantó a los protagonistas del Día de Reyes, Gaspar, Melchor y Baltasar, no solo trajo juguetes, sino un momento de satisfacción auténtica y que nadie se quedara sin sonreír.

En Camagüey las calles se inundaron con niños y adultos de la comunidad católica de Santa Ana, que recorrieron la ciudad entre canciones y gritos de ¡Feliz Día de Reyes!

El reporte de La hora de Cuba, desde la centroriental provincia, deja el testimonio gráfico de esa festividad que con el tiempo y la falta de práctica, se ha fusionado y por eso es normal ver gorros rojos y barbas mezclarse sin importar otra cosa que el solo hecho de no dejar morir el festejo.

Aunque se trató de borrar todo tipo de celebración religiosa de la Cuba comunista que se impuso en los primeros años de la década del 60, y el Gobierno ateo y marxista-leninista le hizo creer al proletariado que la Iglesia era opio para el pueblo, no es fácil desterrar creencias y costumbres.

Sin embargo no fue hasta casi finalizado el siglo XX que el papa Juan Pablo II convenció a Fidel Castro de que la religiosidad de los cubanos debía ser respetada. De manera muy solapada, y gracias a la iniciativa de individuos y no de las instituciones, se puede decir que estas tradiciones, antaño tildadas de burguesas y capitalistas, hoy despiertan en Cuba.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Lázaro Javier Chirino

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Estudios Socioculturales por Universidad de la Isla de la Juventud. Presentador y periodista en radio y televisión

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba