Chapman durante su entrevista con Ernesto Morales para CiberCuba Foto © CiberCuba

"Josear" los guantes en el equipo Cuba: la anécdota que sacó carcajadas a Aroldis Chapman

Cuando Aroldis Chapman escuchó por dónde venía la pregunta comenzó a sonreír. Luego se cubrió el rostro como si quisiera ocultar las carcajadas también.

“Cuéntame qué pensaste hace poco cuando viste el video de un pelotero cubano del equipo nacional pidiendo un bate a un jugador de Taipéi porque ellos se habían quedado sin bates para entrenar”, pregunté a Chapman, ahora divertido yo por su reacción. Intentó comenzar su respuesta y se lo impidió otra carcajada. Estaba muerto de risa.

“¿Sabes lo que pasa? Que a mí ningún pelotero cubano me puede decir que no vivió eso. Todos los hicimos”, respondió el lanzador.

“Yo lo hice. Yo pedí guantes, pedí spikes, pedí guantillas para los compañeros míos de Holguín, de todo. ¡Y a los mismos equipos a los que acababa de derrotar había que "josearles" las cosas! ¡Yo llevé mil guantes joseaos desde otros eventos!", confesó el relevista entre risotadas.

La filmación que se volvió viral tras ser publicada por el periodista deportivo Francys Romero, muestra al antesalista Alexander Ayala pidiendo el bate al equipo de Taipéi mediante un traductor, en pleno terreno de juego.

“Yo vi ese video y él va con un traductor y le pregunta qué dice y todo eso. ¡En el tiempo mío no, yo iba para allá y le señalaba los zapatos y le hacía señas que para mí, y si no entendía había que tirarse pa´l piso y jalarle el zapato directamente!”, contó Chapman entre risas.

Ernesto Morales y Aroldis Chapman // Foto: CiberCuba

“Cuando yo veía un guante solo sabía decir “chen, chen” para que me dejaran el guante”, recordó el hombre que hoy tiene todos los pronósticos a su favor para integrar en un futuro el Salón de la Fama del Béisbol.

Pero la anécdota que más carcajadas provocó en el Misil Cubano durante la extensa entrevista que nos concediera en su casa, no fue con un contrincante en el terreno. Fue con un niño.

“Te voy a contar una anécdota que me pasó en China, en el 2007 creo. Estábamos en una práctica de entrenamiento y había unos niños chinitos en la práctica cogiendo las bolas, los flyes que se daban, compartiendo en el stadium. Y había uno que me miraba todo el tiempo. Tendría doce o trece años, por ahí”, narró el lanzador.

“De repente se me acerca y me hace señas de mi guante. El que yo traía era ya tú sabes, de los que daban en Cuba que estaban en candela. El de él estaba buenísimo. Le di el mío y cogí el de él y pensé: “Coñó, tremenda escopeta”, contento yo con mi guante. Y seguí entrenando”, prosiguió Chapman su historia.

“Cuando se acabó el entrenamiento el niño regresó y me dijo que quería su guante para atrás. ¡Me lo había prestado para el entrenamiento nada más!”, recuerda el pitcher entre carcajadas. “Y yo que no, que me lo había cambiado, que lo sentía mucho. Lo que se da no se quita”.

En la actualidad, el hombre que más rápido ha lanzado nunca una bola en Grandes Ligas, uno de los mejores relevistas de todos los tiempos y ganador de la Serie Mundial con los Cubs de Chicago, sabe que le debe un guante a ese niño.

“Hoy debe ser un joven y por supuesto que le daría un guante bueno, firmado y agradecido”, admite Chapman divertido.

Otro de los momentos referidos por el Misil Cubano y que le sacaron carcajadas fue cuando recordó, a su regreso a Cuba en 2017, cómo fue un problema en su municipio Frank País la conga que querían hacerle muchos fans de su carrera.

“Aquello fue un problema porque los instrumentos para la conga eran del Sectorial de Cultura, y no querían prestarlos a una conga para Chapman”, relató también entre risas.

(La entrevista íntegra de Aroldis Chapman en CiberCuba la puedes disfrutar pinchando aquí.)

Archivado en:

Ernesto Morales

Periodista de CiberCuba

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985