El presidente John F. Kennedy recibe la bandera de la Brigada de Asalto 2506 de manos de Erneido Oliva, en 1962 | Foto © AARP.org

Muere el general Erneido Oliva, segundo jefe militar en la invasión de Bahía de Cochinos


Publicado el Sábado, 1 Febrero, 2020 - 19:22 (GMT-4)


El general retirado Erneido Oliva, segundo jefe de la Brigada 2506 que desembarcó por Bahía de Cochinos en 1961 para derrocar al régimen de Fidel Castro, falleció este jueves en el John Hopkins Hospital en Baltimore, a los 87 años.

En un comunicado difundido por la familia, su hija María Oliva-Hemker recuerda que operó como segunda figura al mando de la invasión, una de las razones que le aseguraron el respeto entre la comunidad del exilio cubano.

Oliva fue quien entregó en Miami al entonces presidente estadounidense John F. Kennedy la bandera de la Brigada de Asalto 2506, el 29 de diciembre de 1962.

No ad for you

Ese día, Oliva se dirigió a miles de veteranos de la brigada y sus familias, que se habían congregado para una ceremonia en el Orange Bowl de esa ciudad al sur de Florida.

El propio Kennedy se ocupó del regreso de Oliva a Estados Unidos, después de que fuera apresado en Cuba durante la operación militar.

Su devolución fue parte de la negociación con el gobierno del fallecido dictador Fidel Castro, quien pidió alimentos a cambio de liberar a todos los prisioneros. Estados Unidos pagó al régimen cubano un rescate por un valor de $53 millones de dólares en alimentos y medicinas.

En las arenas de Bahía de Cochinos cayeron 114 integrantes de la Brigada.

De acuerdo con el comunicado, los méritos acumulados por Oliva lo llevaron a ostentar el grado de General del Ejército de Estados Unidos. “Hasta donde sabemos, es el primer cubano en haber alcanzado este rango” en Estados Unidos.

Nacido en Aguacate, Matanzas, en 1932, Oliva asistió a la Academia Militar de Cuba y se graduó en 1954 con grados de subteniente de la Escuela de Cadetes de Managua y recibió honores en la Escuela de Artillería. Entre 1958 a 1959 cursó estudios en la Escuela del Caribe del Ejército de Estados Unidos, en Fort Amador, en el Canal de Panamá.

A su regreso a a Cuba en 1959, se encontró con la realidad de que el gobierno revolucionario había pasado a licencia a los miembros del Ejército de la República y fue nombrado Inspector General del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA).

Sin embargo, el régimen lo convocó en 1960 para impartir instrucción militar a las nuevas fuerzas armadas, especialmente en el uso de obuses de de reciente adquisición. Oliva decidió renunciar a sus responsabilidades militares y partió a Estados Unidos en agosto de ese año, auxiliado por activistas del movimiento clandestino de oposición, dejando en Cuba a su esposa y su hija de un mes de nacida.

Tras su llegada a Estados Unidos se incorporó a los campamentos de entrenamiento de sus compatriotas en Guatemala, donde se preparaba la invasión de Bahía de Cochinos.

“Todos lo recordamos por su valentía y destreza dirigiendo la batalla en el frente de Playa Larga, demostrando su don de mando al grito de BRIGADA ATENCION, imponiendo el orden durante el juicio en un momento de crisis”, escribió John González, de la Brigada 2506, en Facebook.

Fue apresado en los combates de Bahía de Cochinos y liberado tras las negociaciones entre Washington y La Habana  Al retornar a Estados Unidos figuró entre los más de 200 brigadistas que se incorporaron al Ejército norteamericano. Recibió preparación en el Army War College y el Army Command & General Staff College, y completó una maestría en la American University, en Washington. 

"QEPD otro héroe fallece sin ver su CUBA, Patria querida, Libre de nuevo", comentó un usuario.

"Tuve la oportunidad de trabajar con el General Oliva cuando fui presidente de CAVA, Cuban American Veterans Association, en el proyecto de CAMCO, Cuban American Military Council, que unió los miembros del Ejército Constitucional de Cuba, del Ejército Rebelde y veteranos de las Fuerzas Armadas de los EEUU. Que descanse en Paz este héroe de la Patria. Su nombre ya está escrito en las páginas gloriosas de la historia de Cuba", expresó otro.

En noviembre de 1996, Oliva creó la fundación Concilio Militar Cubano-Americano (CAMCO), para unir a exmilitares cubanos exiliados.

Además, mantuvo una estrecha relación igualmente con el fiscal general Robert Kennedy. También se conoce que sostuvo reuniones con varios presidentes de Estados Unidos.

Los restos de Oliva recibieron honores militares en Arlington National Cementery, en Virginia.

Necesitamos tu ayuda:

Como ha sucedido en todas las esferas de la vida económica, los ingresos derivados de publicidad en Internet se han reducido considerablemente por la crisis del coronavirus. En CiberCuba estamos solicitando tu ayuda para mantener una cobertura noticiosa independiente sobre el acontecer cubano en momentos en que la información inmediata, transparente y abarcadora es una necesidad de primer orden para orientarnos y tomar las decisiones más acertadas para el bienestar y protección de nuestras familias y seres queridos. Por eso, cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para la continuidad y el futuro de nuestro diario. Gracias.

Enviar ayuda

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.