Guillermo Rigondeaux, púgil cubano Foto © Flickr / stoyan vassev

Silencio en la prensa oficialista cubana sobre la victoria de Rigondeaux

La prensa oficialista cubana silenció el triunfo de Guillermo Rigondeaux en la categoría de peso gallo, de la Asociación Mundial de Boxeo.

Los medios informativos de la isla no mencionaron el acontecimiento deportivo de este jueves, cuando el cubano de 39 años se convirtió en el más veterano de los boxeadores que haya ganado un título mundial en la división de 118 libras.

Captura de pantalla de JIT

El portal JIT no mencionó el suceso y prefirió dar cobertura informativa a otros acontecimientos deportivos. Si se hace una búsqueda dentro del sitio, podrá encontrarse solo un artículo del 2016 que incluye su nombre en una lista de boxeadores cubanos que participaron en los Juegos Olímpicos del 2004.

Ni tan siquiera en su natal Santiago de Cuba la noticia alcanzó titulares en los medios locales. La televisión santiaguera en su página web no habla de la noticia y ni tan siguiera registra en sus archivos sucesos informativos del pasado de Rigondeaux. Una búsqueda rápida dentro del sitio revela que su apellido no coincide, es como si no existiera.

Captura de pantalla de televisión de Santiago de Cuba

Tampoco el periódico Sierra Maestra se hizo eco de la noticia. Un campeonato nacional de ajedrez y otros sucesos deportivos ocupan titulares, pero Rigondeaux brilla por su ausencia.

Aún así, el éxito del púgil llegó a la isla gracias a medios alternativos y alejados del oficialismo. 

“Con el hecho de que dan mayor acceso a internet y a las redes sociales y a otras fuentes de información, mucha gente se entera”, le dijo el reportero independiente cubano Rudy Cabrera Arcia a Radio Televisión Martí.

En Cojímar, Eric Romeo se enteró por la nota que publicara en el sitio de internet de El Nuevo Herald del cronista deportivo Jorge Ebro. “Vi que ganó, y que la votación fue dividida”, le dijo Romeo desde La Habana a Martínez Sixto, reseñó el portal web de esa emisora de radio.

Aunque Rigondeaux fue abucheado por los fanáticos por su ritmo lento, y por no querer arriesgar en el combate, retrocediendo y saliendo de la zona de peligro, en el séptimo round logró con un uppercut y dos ganchos de izquierda que llevó a que a su contrincante le aplicaran conteo de protección; en el décimo, propinó un recto de izquierda a la barbilla del venezolano que lo hizo tambalearse de nuevo. Finalmente, el cubano conectó 73 de 475 golpes y su oponente apenas 59 de 490.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985