EDITORIAL: Cómo se financia y en qué emplea sus fondos CiberCuba

El ataque más frecuente que recibe CiberCuba es que somos un medio informativo pagado por intereses oscuros. Según los bulos que echan a rodar los adversarios del periodismo que hacemos, el dinero que posibilita nuestro trabajo tiene su origen en algún secreto sótano o algún discreto programa de subversión que siempre, sin excepción, conduce hasta el sospechoso habitual: Estados Unidos.

Para esos enemigos de nuestra página, que llegó el pasado enero a 15 millones de visitas a páginas (o en inglés pageviews) solo en ese mes, tergiversar la esencia y el funcionamiento de CiberCuba es imprescindible para la supervivencia de su modelo totalitario. En consecuencia, el ataque es el mismo siempre: acusarnos de responder a intereses originados en Estados Unidos.

Los portavoces de la propaganda originada en La Habana repiten sistemáticamente los mismos estribillos difamatorios: un día somos financiados por la Fundación Nacional Cubano Americana, otro día somos un proyecto especial de la USAID, y luego trabajamos para algún lobby “anticubano” del sur de Florida.

CiberCuba nació hace cinco años, y fue autofinanciada enteramente por Luis Flores y Luis Manuel Mazorra, sus dos fundadores. Los amigos que se unieron a nuestra web desde sus inicios, cuando apenas éramos un agregador de noticias y videos producidos por otros medios, lo hacían sin cobrar un centavo.

Esos fundadores y colaboradores trabajaban en esta página a tiempo parcial, mientras se ganaban el sustento diario con otros empleos. Solo el paso del tiempo y un número indefinible de noches sin dormir, dedicadas a hacer crecer el proyecto, permitieron que el tráfico creciente generara ganancias como para dedicarse a CiberCuba a tiempo completo.

Nuestros ingresos en la actualidad están originados única y exclusivamente en anuncios de Internet o en publicidad contratada por anunciantes independientes sin vínculos con organizaciones políticas, grupos de influencia o, menos aún, gobierno alguno. 

En 2019 CiberCuba generó unos ingresos de 859 mil 297 euros, con 51 centavos. El origen de esa suma se reparte de la siguiente manera: 330 mil 981.36 euros provenientes de agencias publicitarias; 232 mil 492.21 euros de AdSense (plataforma de publicidad de Google); 188 mil 251.79 euros de publicidad en Facebook (donde contamos con casi un millón de seguidores); y 107 mil 572.16 euros de anunciantes directos. Es importante además aclarar que ningún anunciante directo representa más del 10% de los ingresos totales de CiberCuba.

Las fuentes de ingreso de CiberCuba en 2019

De esa suma ingresada, el 65.2% exactamente se destina a gastos de personal donde los salarios de 34 empleados y colaboradores conforman el grueso mayor. El 20.4% se destina a servicios profesionales y contratación de la tecnología que hace posible nuestra producción informativa. El restante 14.3% abarca los gastos de oficina e Internet, servidores y plataformas y agencias noticiosas. 

Principales gastos de CiberCuba en 2019

Ni un solo centavo del que nos permite existir como medio ha sido entregado por ningún programa o agencia ni de Estados Unidos, ni de España (donde está nuestra sede principal), ni de ninguna otra nación. Tampoco ni un solo centavo del que gastamos va destinado a contribuir con ninguna agenda política o grupo de poder. CiberCuba produce noticias, y su dinero nos da de comer. Cualquier otra acusación o denuncia es simplemente mentira.

CiberCuba ha estado ajena hasta hoy de cualquier presupuesto que responda a intereses políticos o partidistas. Y así seguirá siendo. Celebramos la existencia de fondos que permiten el desarrollo de programas independientes para los cubanos que buscan la libertad, pero creemos en la necesidad de un periodismo sin compromisos ni agendas ocultas. 

Nuestra única meta es la verdad, retratar lo más certeramente posible la realidad del país en que nacieron o viven la mayoría de nuestros lectores. Y esa meta es la que nos convierte en blanco de ataques de quien único necesita ocultarla: el gobierno de Cuba.

Es ese gobierno, mediante sus voceros oficiales y agentes de influencia sembrados en medio mundo, quien propaga la falsedad de que CiberCuba sirve a los intereses de la USAID y que recibimos dinero por ello. 

Y ese empeño bajo es, después de todo, comprensible. En este puñado de años nos hemos convertido en la página de temas cubanos más leída en todo el mundo, y somos el medio por excelencia que emplean los propios cubanos residentes en la isla para informarse de su realidad. Eso, a pesar de la censura y de estar bloqueados permanentemente en todo el país.

El día que la dictadura cubana exhiba una mínima fracción de la transparencia que nosotros mantenemos con nuestras cuentas, sabremos la magnitud del desastre al que han condenado a todo un pueblo durante 61 años de bochornosa continuidad.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985