Solidaridad sin Fronteras en su sede en Miami Foto © ssfhelp.org

Propuesta de emergencia pide reválida de títulos a médicos cubanos radicados en EE.UU.

La Organización Solidaridad sin Fronteras, que impulsa la reinserción en Estados Unidos de profesionales cubanos del sector de la salud, presentó una propuesta para que se permita a médicos cubanos que abandonaron sus misiones en otros países ejercer sus profesiones en estos tiempos en que el coronavirus desborda el sistema sanitario estadounidense.

El doctor Julio César Alfonso, presidente de Solidaridad sin Fronteras, dijo que la masa cubana de profesionales de la salud podría ser extremadamente útil por estos días. “Podrían cumplir diferentes funciones de asistencia a pacientes bajo la supervisión del Departamento de Salud de Estados Unidos”, precisó Alfonso.

La organización informó que pretende presentar una propuesta similar para incorporar a enfermeros y técnicos cubanos a la lucha contra el coronavirus en Estados Unidos. Según Julio César Alfonso, próximamente estarán entregando la propuesta en la oficina del gobernador de Florida Ron De Santis y se mostró esperanzado de que los profesionales cubanos puedan ser admitidos como una ayuda invaluable para este país.

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos han confesado que el sistema se encuentra saturado, lo mismo en capacidades de hospitales como en la disponibilidad de profesionales médicos para atender a los infectados de la pandemia.

Nueva York, Nueva Orleans y otras grandes ciudades anticiparon el fin de semana que se quedarán sin respiradores artificiales y otros suministros médicos en unos días, mientras Estados Unidos lidia con el mayor número de casos de coronavirus en el mundo.

La escasez de ventiladores en varias ciudades se agravó cuando el recuento de muertes en Estados Unidos superó las 2.100 el sábado, más del doble que hace dos días. 

La ciudad de Nueva York necesitará cientos de respiradores más en unos pocos días y más máscaras, batas y otros suministros para el 5 de abril, dijo el alcalde Bill de Blasio a CNN el domingo.

Nueva Orleans se quedará sin respiradores médicos cerca del 4 de abril y los funcionarios del estado de Luisiana aún no saben si recibirán alguno de una reserva nacional, dijo el gobernador John Bel Edwards.

“Todavía no hemos sido aprobados para los respiradores de la reserva nacional. Sigo presionando y espero que nos den una parte de lo que queda”, dijo Edwards. “Es lo único que realmente me quita el sueño”.

Archivado en:

Ernesto Morales

Periodista de CiberCuba

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985