Secretario de Estado, Mike Pompeo. Foto © Flickr

Mike Pompeo afirma que no es hora de tomar represalias contra China por ocultar reportes sobre el coronavirus

El secretario de Estado, Mike Pompeo, respondió este miércoles a las presiones de algunos grupos conservadores que acusan a China de ocultar información sobre el coronavirus y afirmó que no es hora de tomar represalias contra la nación asiática

Durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca, Pompeo fue interrogado acerca de los señalamientos contra Beijing por ocultar al mundo que el virus se había propagado en ese territorio. 

Sin embargo, el funcionario dijo que es demasiado pronto para hablar de las consecuencias para China por el mal manejo de la información y el lento informe de la crisis del coronavirus allí. 

"Ahora no es momento de represalias", explicó Pompeo, y aseguró que "tales asuntos serán considerados después de que la pandemia haya disminuido".

Y añadió: "Pero es el momento de la claridad y la transparencia... China incluida".

Pompeo extendió la apelación a todos los países involucrados en la batalla contra el coronavirus, diluyendo la insistencia en China.

"Todos los países necesitan ser transparentes sobre lo que pasa en su país. Cada país tiene la obligación de compartir esa información de forma precisa, oportuna, completa, transparente y completa, tan rápido como puedan reunirla", enfatizó.

Al parecer, el secretario de Estado intenta matizar las fuertes críticas que el presidente Donald Trump reiteró este miércoles contra la Organización Mundial de la Salud (OMS) y su relación con China. 

Trump expresó que valoraría retirar los fondos destinados a la OMS por su "mal manejo de la crisis" y su "posición sesgada a favor de Beijing", mientras que Pompeo explicó que el trabajo de la administración es asegurarse de que las organizaciones internacionales que reciben fondos de los contribuyentes estadounidenses los usen para "beneficiar a Estados Unidos".

"Habrá mucho tiempo para mirar hacia atrás y ver cómo se desempeñó la Organización Mundial de la Salud", subrayó. 

Pero en la conferencia Trump recordó que Estados Unidos es el máximo contribuyente del organismo internacional y detalló que se está analizando el tema de la retención de fondos. Asimismo, no dejó pasar la oportunidad para pedir a China que pusiera más dinero en las arcas de la OMS.

En la mañana, luego de las declaraciones contra la OMS por parte del mandatario, el Departamento de Estado reafirmó que el gobierno estadounidense seguirá liderando la respuesta mundial al COVID-19, para lo cual destinará otros $225 millones de dólares en asistencia sanitaria, humanitaria y económica.

De acuerdo con un comunicado difundido por ese organismo, esta suma se añade a los casi $274 millones en asistencia ya desplegados el pasado 30 de marzo para impulsar la respuesta en todo el mundo contra el coronavirus. 

En el país hay más de 400 000 casos de COVID-19 confirmados y más de 13 000 decesos a causa de la enfermedad. 

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985