Médicos cubanos llegan a Barbados (Imagen referencial) Foto © Mia Amor Mottley/ Twitter

Argentinos rechazan en las redes la posible llegada de médicos cubanos al país

La noticia de que el gobierno de Argentina planea llevar al país un contingente de más de 200 médicos cubanos para apoyar en la lucha contra el coronavirus, ha generado multitud de opiniones en contra de la medida por parte de profesionales de la salud, políticos y población en general.

El pasado jueves la agencia de noticias local Infobae revelaba que la Cancillería habilitaría el ingreso de 202 especialistas cubanos en las próximas semanas, los cuales serían destinados a la provincia de Buenos Aires, donde la epidemia ha hecho más estragos.

“La negociación ya está cerrada y la decisión política ya fue adoptada”, decía la información, que añadía a diferencia de otras personas que arriban del exterior, los galenos de la isla no cumplirán con la cuarentena obligatoria de 14 días.

“Llegan con una declaración jurada avalada por el régimen castrista que garantiza que no registraron síntomas de COVID-19 y están sanos, en condiciones de prestar servicio en forma inmediata”, precisó Infobae.

La decisión del gobierno de izquierdas del presidente Alberto Fernández ha levantado numerosas críticas. En Twitter, los hashtags #AgentesCubanos y #NoAlosMédicosCubanos han sido tendencia durante las últimas horas.

“Argentina es uno de los países con mayor cantidad de médicos por habitante en la región. ¿Cuál es el fundamento para importar profesionales cubanos?”, preguntó la periodista Clara Mariño.

“Les van a pagar 40 mil + vivienda para trabajar acá, cuando un médico argentino gana menos que eso y no le dan casa”, opinó la internauta identificada como patriota argenta.

“No hacen cuarentena, no revalidan título y llegan como pancho por su casa mientras estamos todos como estúpidos encerrados”, tuiteó el analista económico Roberto Cachanosky.

Estos reproches se suman a los de la comunidad médica argentina, que ha cuestionado especialmente la formación de los profesionales cubanos.

Para María Berude, médica cirujana de la Red Integrada de Médicos Argentina (REDIMA), es muy preocupante qué categorización y nivel de formación tienen los especialistas que enviará La Habana.

“Nosotros tenemos un sistema de formación en el país que va requiriendo desde una serie de categorizaciones hasta la habilitación que se estima que avala la formación o la categoría que tenemos de entrenamiento. En este caso, en estos profesionales, es una pregunta que queda abierta”, dijo a Infobae.

“Acá el punto no pasa por sumar médicos, pasa por proteger el recurso humano que la Argentina ya tiene. Nos quedan los interrogantes respecto a que no sabemos cuál es el objetivo por el cual los traen, cuál es la meta o qué quieren cubrir. El segundo punto es que no sabemos qué nivel de formación tienen y quién lo va a avalar. Y el tercer punto es que, si no corregimos las situaciones de bioseguridad actuales, lo único que vamos a lograr es sumar más personal de salud infectado, así sean extranjeros. No me parece que sea en esta instancia la medida prioritaria”, puntualizó.

Por su parte el presidente de la Confederación Médica de la República Argentina (COMRA), Jorge Alberto Coronel, recordó que en ocasiones anteriores en que han habido intentos de traer profesionales de Cuba, su entidad siempre ha mostrado su rechazo.

“Les pagaban muy poco a estos supuestos médicos y los intermediarios que hacían la operación para traerlos se quedaban con el resto de sus salarios. Esto sucedió en Brasil, por ejemplo y en Bolivia, en donde recientemente renunció el ministro de Salud, ya que se les pidió a los médicos el título y no lo tenían. No tenían los avales de las universidades ni los títulos correspondientes que los habilitaba como médicos”, detalló.

“En este caso, vendrían a trabajar sin revalidar sus títulos, y el hecho de que no cumplan con los 14 días de cuarentena no tiene ningún tipo de sentido ni lógica. Pedimos que le den a los médicos argentinos la protección y el equipamiento correspondiente para actuar frente a este virus, que las autoridades protejan a nuestros médicos, ya que habría alrededor de 200 personas, profesionales de la salud, entre médicos, enfermeros, todo el equipo de salud, con COVID-19 positivo porque no cuentan con las medidas de bioseguridad para poder trabajar”, agregó.

A su vez, varios políticos de la oposición han arremetido contra la medida.

Uno de ellos fue Luis Petri, diputado nacional de Juntos por el Cambio, quien reclama que antes de traer médicos de Cuba, se debe priorizar el ingreso de personal de la salud argentino que está en el extranjero y desea regresar.

Eso mismo subrayó el legislador Fernando Iglesias, quien pidió traer “a los médicos argentinos varados en el exterior y no a los espías cubanos”.

Por su parte, el diputado Waldo Wolff criticó que los doctores de la isla caribeña no tengan que cumplir con la cuarentena al llegar al país.

“Más allá de desconfiar de un régimen dictatorial que suele interferir en políticas internas, lo inaceptable es que ingresarán con declaración jurada de que no tienen síntomas sin hacer cuarentena. Nadie ha ingresado así al país”, expresó al diario Clarín.

El pasado 25 de marzo, el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, dijo que estaba evaluando una oferta del gobierno cubano de enviar médicos para tratar el coronavirus.

El funcionario confirmó entonces el ofrecimiento de la embajada de Cuba, pero aclaró que no había nada resuelto todavía.

“Se van a citar solo si no se cubre la demanda”, recalcó el político argentino.

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985