Primera persona vacunada en ensayo clínico Foto © Captura de video / BBC

Europa inicia primer ensayo en humanos de una vacuna contra el coronavirus

Europa inició este jueves el primer ensayo en humanos de una vacuna contra el coronavirus, la cual fue desarrollada en menos de tres meses por un equipo de la Universidad de Oxford, en Reino Unido. 

El estudio comenzó con dos voluntarios de un grupo total de 800, donde la mitad recibirá la vacuna contra el COVID-19 y la otra una vacuna de control que protege contra la meningitis, pero no contra el coronavirus, detalló la cadena de noticias BBC.

Los pacientes no saben cuál de ellos recibió la vacuna contra el COVID-19 ni cuales recibieron la de la meningitis, pero los médicos llevan el control de esa información.

Los científicos sabrán que la vacuna funciona comparando el número de personas de los distintos grupos que se infectaron con el coronavirus en los meses venideros.

El profesor Andrew Pollard, director del Grupo de Vacunas de Oxford que dirige el ensayo clínico, dijo que se están reclutando trabajadores de salud locales para el ensayo, ya que tienen más probabilidades que otros de estar expuestos al virus. 

En los próximos meses se hará un ensayo más amplio en unos 5.000 voluntarios y no tendrá límite de edad.

La primera persona en recibir la inyección este jueves fue la investigadora Elisa Granato, que tras ser inyectada afirmó sonriente: "soy científica, así que quería tratar de apoyar el proceso científico siempre que pueda".

Para realizar la vacuna se utilizó una versión debilitada de un virus del resfriado común -adenovirus- de chimpancés, el cual se modificó para que no pueda crecer en humanos, explica la cadena noticiosa.

Sarah Gilbert, profesora de vacunología en el Instituto Jenner que dirigió la investigación, dijo tener "un alto grado de confianza en esta propuesta"

"Por supuesto, tenemos que probarlo y obtener datos de humanos. Tenemos que demostrar que realmente funciona y evita que las personas se infecten con coronavirus antes de usar la vacuna en una población más amplia", explicó.

Gilbert es optimista y asegura estar convencida, en un 80%, de que la vacuna funciona. Anteriormente el equipo de Oxford a cargo del proyecto desarrolló con éxito una vacuna contra el virus de Mers, otro tipo de coronavirus, bajo este mismo enfoque.

Pollard también expresó que el equipo está considerando un ensayo de vacunación en África, posiblemente en Kenia, donde las tasas de transmisión están creciendo desde una base más baja. 

Aseguran que una forma rápida de comprobar la efectividad de la inyección sería infectar deliberadamente a los voluntarios con coronavirus, pero esta opción sería éticamente cuestionable porque no existen tratamientos probados que curen el COVID-19.

El equipo de Oxford dice que sus datos sugieren que el riesgo de que la vacuna produzca una enfermedad mejorada es mínimo.

Asimismo, informaron que esperan tener un millón de dosis listas para septiembre, y aumentar drásticamente la fabricación después de eso, en caso de que la vacuna sea efectiva.

"Tenemos que asegurarnos de que tenemos suficientes dosis para satisfacer a los más necesitados, no solo en el Reino Unido sino también en los países en desarrollo", dijo Pollard.

Hace unas semanas, China también comenzó pruebas clínicas en humanos de dos posibles vacunas contra el coronavirus SARS-CoV-2, descubierto en noviembre en Wuhan. Se trata de dos vacunas inactivadas, compuestas de microorganismos que se han matado a través de procesos físicos o químicos, y que podrían ayudar a combatir la enfermedad COVID-19.

El miércoles Alemania también dio luz verde a los ensayos en humanos de posibles vacunas desarrolladas por la compañía alemana de biotecnología BioNTech, pero estas pruebas aún no han comenzado. 

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985