Andrés Papa, profesor universitario, Doctor en Física Foto © Imagen para CiberCuba

Científico cubano en Brasil: “Me preocupan las condiciones en que quedará económicamente el mundo”

Patrocinado por ding

Por Gretchen Sánchez:

Brasil vive bajo la lupa crítica de la prensa ante las medidas adoptadas para frenar la crisis del coronavirus, que guardan similitud con las de países como Reino Unido. El gigante suramericano declara en sus estadísticas oficiales más de 67. 400 infectados y más de 4.600 defunciones por COVID-19.

En Río de Janeiro reside el cubano-brasilero Andrés Reinaldo Rodríguez Papa (Andrés Papa), profesor universitario y Doctor en Física por el Centro Brasileño de Investigaciones Físicas.

Actualmente Andrés es Profesor Asociado en el Instituto de Física de la Universidad Estatal de Río de Janeiro. En CiberCuba hemos conversado con él sobre su visión de esta crisis sanitaria en Brasil, sobre el papel de las estadísticas en la gestión política y sobre artes plásticas, uno de sus hobbies.

Brasil enfrenta una situación compleja en tiempos de coronavirus. ¿Qué método ha elegido el gobierno para gestionar esta crisis?

Los métodos no han sido muy uniformes, lo que es de esperar en un país de este tamaño. Aunque hay una política general de solo salir para cosas específicas, las personas no tienen cómo quedarse en casa. Hay algunos estados que lo han llevado al pie de la letra y ha habido hasta gente detenida.

Andrés Papa junto a una de sus obras / Facebook Andrés Papa

En Brasil ya comienzan a sentirse fuertemente los efectos de la falta de producción y servicios, en especial entre la gente que trabaja en esas áreas y que no está recibiendo salario. El gobierno ha organizado una ayuda para los más necesitados, pero nunca será suficiente para igualar las condiciones normales.

Has investigado sobre temas muy diversos ¿cuál ha sido la temática que más te ha atrapado?

Ha sido por épocas, primero la superconductividad; después la estadística, algo que nunca he abandonado; y hace 16 años la geofísica.

¿La gestión política de la pandemia ha estado determinada por los análisis estadísticos?

En algunos casos sí, pero en otros han tratado de tomar medidas extremas que no tendrían una base muy científica. En Brasil hay más de 5000 ciudades y algunas de ellas, en las que no había ni un caso, decretaron aislamiento total.

Yo creo que esto solo retarda el momento en que habrá problemas serios y para centros relativamente grandes, con mucha población dependiente de los ingresos diarios, puede ser catastrófico económicamente hablando.

Sin duda el papel de las estadísticas es fundamental, pero de todas formas es complicado. Se han ido tomando decisiones sobre la marcha pues nadie conocía la forma de propagación del nuevo coronavirus, la velocidad de los contagios, la incubación y si le sumamos que no hay como hacer test para todas las personas...

¿Crees entonces que políticas como las de Reino Unido de un confinamiento moderado es lo más efectivo?

Sí, utilizando seriamente máscaras y medidas de protección. El problema es el trópico, las personas son poco disciplinadas y poco obedientes. Ayer en unos barrios de Río de Janeiro se veía la gente aglomerada, muchos sin máscaras. En imágenes de Corea del Sur que vi, todos los ciudadanos, sin excepción, llevaban mascarillas.

¿Qué retos ha supuesto para un profesor inmigrante, estudioso de la física, este período de cuarentena en Brasil?

Yo trabajo para el Gobierno Federal en un instituto de investigaciones y para una universidad del estado de Río de Janeiro. Los dos son empleos públicos, por concurso y con estabilidad. Entonces no me ha afectado mucho la parte de investigaciones, pues soy fundamentalmente teórico y continúo trabajando desde casa.

La parte de las clases es a la que estamos tratando de darle alguna solución, pero ser un país más humilde dificulta las cosas. No todos los alumnos tienen un computador en casa y una buena conexión de Internet.

Me imagino que acabemos haciendo algo del tipo repositorio, donde los alumnos accedan a los materiales cuando puedan, pero nada de presentaciones en vivo, pues precisan de más velocidad. Las evaluaciones serán otro problema para resolver. Pero ese será después.

Eres físico, pero te has desarrollado como artista plástico. ¿Dónde encuentras el punto de confluencia entre la física y el arte?

La confluencia, en mí, de artes y ciencias existió desde siempre. Mamá era actriz de televisión, mis tíos cantantes de ópera y uno de ellos arquitecto también, una tía matemática y mi padre ingeniero.

Me atrajo el arte desde pequeño que comencé a hacer dibujo arquitectónico y eso tuvo una resurrección en los tiempos de universidad, con un taller de pintura en la Casa de la Cultura de Plaza.

En ese tiempo también aprendí a tocar algunos instrumentos (charango, cuatro venezolano, dos años de violín) y hace unos seis años decidí retomar las artes visuales. La influencia de la ciencia en mis trabajos artísticos aparece a toda hora.

Creé unos códigos geométricos que pueden ser fácilmente utilizados (Papa's code of Love). También me inventé una pluma enorme (Esferograficona de Andrés Papa) que utilizo en algunos de mis trabajos. Y uso la perspectiva china (cuanto más cerca menor) para hacer algunas obras. El Museu de Ciências da Terra, en Río de Janeiro, tiene algunas de ellas.

¿Papa's code of Love son códigos que pueden ser usados por estudiantes que se inician en las artes plásticas o requiere alguna habilidad previa?

Los códigos son simples. Podrían ser usados por cualquiera y lo gracioso es que dan soluciones pictóricas que recuerdan a algunos artistas famosos como Josef Albers, Piet Mondrian...

¿Ha sido favorable esta etapa de confinamiento para el proceso creativo o eres de esos artistas que encuentran inspiración en la multitud?

No ha sido particularmente favorable. En términos de pintura sigo trabajando al ritmo que normalmente lo hago (uno o dos trabajos por semana), lujo que me puedo dar pues yo no vivo de eso. La inspiración viene de todo, del día a día, de casa, de la gente, de fechas importantes, de religiones…

¿Qué te preocupa de este conflicto que estamos viviendo?

Lo que más me preocupan son las condiciones en que quedará económicamente el mundo, sobre todo si esta será la última o si será la primera de muchas epidemias.

¿Cuántos años de pandemias soportaría la humanidad antes de acabarse? ¿Será necesaria una actitud multitudinaria de "kamikazes" que mantengan la generación de alimentos y riquezas?

El peligro, para mí, es que se acabe con todas las fuerzas productivas del planeta en pocos años, lo que sería llegar a la distribución de la miseria entre todos: comunismo.

¿Cómo crees que saldrá Cuba de esta crisis del coronavirus?

Cuba parece sufrir de una resistencia infinita a las cuestas de su pueblo. Pasan ciclones, crisis y el gobierno continúa siendo básicamente el mismo. Para la gente del poder, continuará como siempre: bien. Para el pueblo en general, como siempre también: peor.

Cuando todo esto sea historia ¿crees que dejará cambios en la sociedad?

Ciertamente dejará cambios en la sociedad. En las personas dejará marcas que, si incluyese pensar un poco en los menos favorecidos, ya sería bueno. En mi familia, por ejemplo, ayudamos a algunas organizaciones de atención a niños y a hospitales en la lucha contra el cáncer, desde hace algún tiempo.

Posiblemente los gobiernos que se preocupan por sus pueblos dejarán un sistema público de salud más sólido que deberá funcionar todo el tiempo y no solo en épocas de crisis.

En este sentido el ministro de salud brasileño, Nelson Teich, dijo que la lucha no es solo contra el virus sino también para dejar un sistema que funcione siempre y bien, para el futuro.

Patrocinado por ding

Archivado en:

Patrocinado por ding

Ahora más que nunca, sigue conectado a tu gente

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985