Mario Mayorga Tuckler, Esperanza Tapia y su hijo Mario Mayorga Tapia Foto © Facebook vía El Punto D

Muere en Miami un matrimonio nicaragüense y su hijo por coronavirus

Una familia nicaragüense (madre, padre e hijo) murió esta semana a causa del coronavirus. Todos compartían un hogar en el condado de Miami-Dade, adonde se mudaron en la década del 80. Este año la pareja hubiera cumplido 50 años de casados.

En la casa continúa Violeta, la hija menor del matrimonio, también contagiada con la COVID-19 y quien sigue luchando por su vida, en medio de la cuarentena a la que le obliga su estado de salud.

Francisco Quiñónez, un pastor que además es primo de la familia Mayorga Tapia, está tratando de dar consuelo a la mujer.

“No hay palabras para expresar el dolor de perder a un ser querido, pero perder a cuatro en un mes es sumamente doloroso. Primero mi primo hermano y compadre Manuel Arguello Quiñónez, en Panamá. Luego mi tío Mario Mayorga Tuckler, el Viernes Santo. Una semana después su esposa, mi tía Esperancita Tapia y hoy, su hijo, mi primo Mario Mayorga Tapia. Los tres en Miami. Dios los tenga en su Santo Reino y le pido en nuestras oraciones resignación, consuelo y fortaleza para mi prima Violetita, por la pérdida de sus padres y hermano.En nombre de todas nuestras familias Quiñonez Tuckler, acompañamos en su dolor y consternación a nuestros familiares Arguello Motta y Violetita Mayorga Tapia”, escribió en su muro de Facebook.

La familia procede de Masaya, ciudad situada al oeste de Nicaragua, donde el matrimonio ejerció como maestros. Sin embargo, sus hijos crecieron en Miami.

Mario Mayorga Tapia, de 42 años, falleció el pasado domingo. Trabajaba en una empresa que fue contratada para limpiar el Centro Médico Mount Sinai, en Miami Beach, durante la pandemia de coronavirus.

Graduado de Coral Park Senior High School y más tarde estudiante en la Universidad de Barry, comenzó a mostrar los primeros síntomas de la COVID-19 en marzo, apenas un mes después de celebrar su cumpleaños.

Sus parientes no están seguros de dónde adquirió el virus, pero se cree que fue él quien infectó a sus padres y a su hermana en la casa donde vivían.

El patriarca, Mario Mayorga Tuckler, murió el 10 de abril; su esposa, Esperanza Tapia, le siguió nueve días después. Para entonces ya su hijo estaba ingresado muy grave en la unidad de cuidados intensivos de la misma institución donde laboraba.

Según reveló Marcela Lastre, prima de Mario Jr. y Violeta, la única sobreviviente del núcleo familiar continúa tratando de vencer al coronavirus. Su principal motivo para vivir es su pequeño niño de ocho años Christopher, quien permanece al cuidado de su padre.

“Mario era una persona excelente, llena de amor, de vida, todavía joven, le encantaba salir, viajar, pasar tiempo con amigos y familia”, recordó Lastre.

“Cuando se enfermaron, todos nos asustamos mucho, pero nunca esperábamos este resultado. No hay abrazos. No hay que limpiarse las lágrimas ni tomarse de las manos, por lo que confiamos en mensajes de texto y llamadas telefónicas para consolarnos”, añadió.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985